¿Tendrán que cotizar también los viticultores de fin de semana?

Trabajo pide información a profesionales que vendieron uva y no están dados de alta


Redacción / La Voz

Las denominaciones de origen del vino gallegas están llenas de pequeños viticultores. De gente que se dedica a la actividad en su tiempo libre y encuentra en ella unos ingresos extra. Hasta ahora, estos profesionales de fin de semana declaraban los ingresos que percibían por la venta de uva, pero no tenían que estar dados de alta en el régimen de la Seguridad Social. Eso podría cambiar en breve. El Ministerio de Trabajo ha comenzado a remitir comunicaciones a algunos viticultores para pedirles más documentación sobre su actividad. Todo parece indicar que con ello busca que estos trabajadores esporádicos se den de alta en el régimen de autónomos. Pero las organizaciones agrarias advierten: la medida, mal aplicada, podría suponer un abandono masivo del viñedo. Porque no es lo mismo obligar a cotizar a un profesional que ingresa entre seis y diez mil euros al año por esta actividad que al que percibe 40.000.

A Rías Baixas han comenzado a llegar las primeras notificaciones. «Nós temos dous casos. Un é un estudante e outro un inmigrante retornado. Non cotizaron nunca en España e lle fixeron un requirimento para que aportaran documentación e xustificaran por que non cotizan», explica Samuel Lago, de Unións Agrarias (UU.AA.). En la Asociación Agraria de Galicia (Asaga) tienen otros nueve afectados más. «Temos viticultores aos que están inspeccionando e lles esixen que se dean de alta na Seguridade Social, pero aínda non concretaron a partir de que ingresos», explica Julio Reboredo, portavoz de esta organización, quien asegura que la tramitación está, por ahora, paralizada.

En Rías Baixas varios profesionales han recibido requerimientos de InspecciónMuchos de estos casos son de gente que ingresa entre seis y diez mil euros brutos al año por la venta de uva, con lo que le resultaría imposible pagar un régimen de autónomos y que su actividad siguiera siendo rentable. «Non ten lóxica que fagan cotizar a xente que ten poucos ingresos por esta actividade porque so se conseguiría un abandono das explotacións», explica Lago. La misma opinión comparte Reboredo. «Isto pode ser unha bomba, sobre todo para xente que se dedica a isto so os fins de semana porque se se teñen que dar de alta non lles vai resultar rendible», argumenta.

Desde Unións Agrarias explican que los criterios para que un viticultor se tenga que dar de alta en la Seguridad Social son dos. Primero, que el trabajo se realice de forma continua, «o que no sector do viño é moi discutible. Moita xente ten a viticultura como unha segunda actividade que fai en fin de semana», argumenta Lago. El segundo, que los ingresos netos alcancen el Iprem, «que está arredor dos sete mil euros netos. Para gañar iso un viticultor tería que ingresar 21.000 euros brutos», explica.

Los sindicatos advierten de que la medida puede perjudicar al sector Ambas organizaciones agrarias están de acuerdo en que la medida se podría aplicar a los viticultores que perciben grandes ingresos por la venta de uva. «Vexo lóxico que xente que ten uns ingresos de 21.000 euros e non ten cotización de ningún tipo se teña que dar de alta», afirma Lago. «Hai xente que non ten ningunha actividade e que está ingresando 40.000 euros pola venda de uva, vemos lóxico que a eses se lle obrigue a darse de alta», insiste Reboredo. Sin embargo, aplicar este mismo rasero a los viticultores con pequeñas parcelas, que cultivan la vid como segunda actividad para lograr unos ingresos extra podría suponer un problema para el sector vitícola gallego. «As explotacións pequenas desaparecerían ou serían arrendadas ás grandes», sostiene Reboredo.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
5 votos
Comentarios

¿Tendrán que cotizar también los viticultores de fin de semana?