Balenciaga lo hace de nuevo: pulsera en forma de cinta adhesiva por 3.000 euros

I. G. LA VOZ

SOCIEDAD

La pulsera presenta en la semana de la moda parisina que se venderá a 3.000 euros
La pulsera presenta en la semana de la moda parisina que se venderá a 3.000 euros

La marca española genera polémica con un accesorio de moda en forma de objeto cotidiano que vende a precio de lujo. No es ni su primera vez ni un caso único

22 mar 2024 . Actualizado a las 13:33 h.

Fundada en San Sebastián en 1917 por Cristóbal Balenciaga, la marca homónima ha sido un referente en el mundo del lujo durante más de un siglo. Si bien es cierto que Christian Dior se refería a su creador como «el maestro de todos nosotros», en los últimos tiempos la enseña de diseño de moda con sede en París es sobre todo reconocible por comercializar accesorios con forma de objetos cotidianos que vende a precios ridículamente caros. El último en ser objeto de mofa en las redes es una pulsera con forma de cinta adhesiva que se vende al módico precio de... ¡3.000 euros!

Este accesorio ha sido presentado este mismo mes en la Fashion Week parisina, que ha adelantado las tendencias que el director creativo de la firma, el georgiano de 42 años Demna Gvasalia, plantea para la temporada del próximo otoño-invierno. La modelo que lució la pieza aparecía con cinta pegada alrededor de su vestido y portaba unas llamativas gafas de sol opacas.  

Esta extravagancia no es la única de Balenciaga. En 2017 también imitó algo tan random como la bolsa de una conocida tienda sueca de decoración y mobiliario que se mofó en una campaña de la firma de moda por lo difícil que era distinguirlas a pesar de que la diferencia de precio entre ambas era de cuatro cifras.

Balenciaga tiene actualmente tiene disponible en su página web oficial un bolso, con la misma pinta que la bolsa de patatas fritas que compras en el súper, por 1.490 euros. Es un precio similar a otro que emulaba una bolsa de basura que lanzó anteriormente. En 2021 podía adquirirse por el doble de dinero un abrigo calcado al que utilizan profesionales de la construcción o de los servicios de recogida de basuras

Sin embargo, la polémica generada por este tipo de creaciones, que giran en torno al debate de que una cosa el valor y otra el precio, no ha mermado un ápice la popularidad de la compañía. Un sinfín de celebridades lucen sus diseños. Kanye West o el clan de las Kardashian han hecho apariciones públicas con piezas de Balenciaga. Es más, el revuelo mediático creado convierte las piezas en objetos deseados por coleccionistas aunque raramente llegan al streetstyle, o sea que por la calle no verás nunca a nadie con estas cosas puestas. A finales del año pasado la compañía firmaba un acuerdo para realizar colecciones para Erewhon, la cadena de supermercados más caros de los EE.UU.

Otra marca que en los últimos tiempos también pareció haberse inspirado en un almacén de ferretería fue Farftech con su brazalete que en realidad no era más que una brida. Eso sí, era más barato que la cinta adhesiva Balenciaga made in France, 600 euros.

Así que ya sabes, si esta temporada quieres sentirte como una celebrity, ser el más rico del barrio, nunca lo has tenido tan fácil. Con abrir la caja de herramientas puede ser más que suficiente.