Elon Musk demanda a Open AI por haber antepuesto su lucro particular al beneficio de la humanidad

La Voz MADRID / EFE

SOCIEDAD

Elon Musk
Elon Musk Gonzalo Fuentes | REUTERS

Acusa a la compañía de inteligencia artificial de ser «una subsidiaria de Microsoft» y de vulnerar sus acuerdos fundacionales

09 mar 2024 . Actualizado a las 11:05 h.

Elon Musk ha presentado una demanda contra OpenAI y su director ejecutivo, Sam Altman, por vulnerar el acuerdo fundacional de la empresa emergente de inteligencia artificial (IA), al considerar que se ha antepuesto el lucro de la compañía al «beneficio de la humanidad» que se perseguía originariamente.

Según publica Bloomberg, el empresario multimillonario, que ayudó a financiar OpenAI en sus inicios, estima que la estrecha relación entre esta compañía y Microsoft ha socavado la misión original de la sociedad de crear una tecnológica de código abierto que no estuviera sujeta a las prioridades corporativas de una compañía.

Musk, el director ejecutivo de Tesla, dueño de X (antes Twitter ) y fundador de Space X, ha advertido en varias ocasiones de los peligros de la IA y de la IA generativa.

En la demanda, a la que alude esta agencia, explica que Open AI ha dejado de ser una compañía de código abierto y se ha transformado en una subsidiaria de facto de Microsoft, la empresa de tecnología más grande del mundo.

Musk se ha referido en la demanda, presentada en un tribunal de San Francisco, a la reestructuración el año pasado de la junta directiva de OpenAI, cuando Altman fue destituido como director ejecutivo y luego rápidamente repuesto con el apoyo de Microsoft.

El empresario ha argumentado que Altman, el presidente de OpenAI, Greg Brockman, y Microsoft trabajaron juntos para destituir a la mayoría de la junta directiva de la startup (empresa emergente), que había sido responsable de hacer cumplir su misión original de desarrollar tecnología para el beneficio de la humanidad.

La nueva Junta estaba formada por miembros con más experiencia en empresas o política centrada en el beneficio económico, que en ética y gobernanza de la IA.

La demanda tendrá implicaciones no solo para OpenAI, que quiere recabar fondos por 100.000 millones de dólares o más, sino también para Microsoft, según explica Bloomberg.