Lluvia y notable descenso térmico

Xavier Fonseca Blanco
xavier fonseca REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Dos personas comparten paraguas bajo la lluvia este viernes, en la Playa de San Lorenzo, Gijón
Dos personas comparten paraguas bajo la lluvia este viernes, en la Playa de San Lorenzo, Gijón Paco Paredes | EFE

Una borrasca al oeste de la Península enviará un frente que dejará más precipitaciones en la mitad oeste

15 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Tal y como estaba previsto, la de este miércoles fue una jornada con temperaturas altas para la época del año. Un corredor de vientos del sur transportó aire cálido de origen africano hasta la Galicia. Aunque la jornada empezó con más humedad de tipo bajo de lo previsto, la máxima más alta la marcó la localidad ourensana de Leiro con 26,6 grados. A Coruña y Ferrol registraron 23,5. Si no fuera por las nubes matinales se habría superado fácilmente la barrera de los 24 grados.

Este jueves se espera un bajón térmico bastante importante, sobre todo teniendo en cuenta las anomalías positivas que se registraron ayer. Una borrasca al oeste de la Península enviará un frente que dejará más precipitaciones en la mitad oeste. Durante la primera mitad del día, las lluvias serán de carácter persistente, pero ya por la tarde se presentarán de manera ocasional.

El viento soplará hoy del suroeste y noroeste. Ambas circulaciones, sobre todo la del noroeste, provocarán que los valores diurnos desciendan en algunos casos hasta siete grados. Ourense pasará de los 24 de ayer a los de 17 de hoy. En ciudades como Lugo y Ferrol se esperan máximas de 15 grados.

El viernes regresa la influencia del anticiclón a Galicia. Habrá nubes de tipo alto que no impedirán el paso del sol, aunque el cielo estará parcialmente nublado de oeste a este por la noche. La previsión también destaca la formación de nieblas en las comarcas del interior y brumas en las Rías Baixas y el golfo Ártabro. Las mínimas sufrirán un ligero descenso y las máximas no presentarán cambios significativos.

El sábado el sistema de altas presiones seguirá ascendiendo en latitud hasta situarse sobre de la Península. Una vez más, su influencia vendrá con vientos del sur. Será una jornada con algo de humedad en las provincias atlánticas y con poca nubosidad en la mitad este y un ligero ascenso térmico en zonas del interior. El domingo, el anticiclón sigue remontando y parece que podría generar una circulación del noroeste. No sería un día muy inestable, pero parece probable que puedan caer algunas precipitaciones en la mitad norte. Ese viento provocaría, además, un ligero descenso de las temperaturas.

La previsión a medio plazo para Galicia anuncia que la tregua anticiclónica durará hasta el martes, cuando las altas presiones se retirarían al sur, y a partir del miércoles las borrascas reaparecerían.

El tiempo para el 18F: altas presiones, pero lluvias débiles en el norte

Los gallegos no irán a las urnas con un temporal; las máximas oscilarán entre los diez y los trece grados durante toda la jornada

X. Fonseca

Cuando se convocaron las elecciones para el 18 de febrero, seguro que muchos gallegos pensaron que tendrían que salir con paraguas a votar. Sin embargo, febrero no se encuentra entre los meses más lluviosos. El podio lo ocupa diciembre, noviembre y enero.

En algunas ciudades gallegas incluso caen más precipitaciones en abril que en el segundo mes del año. En esta época el anticiclón de las Azores ya empieza a asomar tímidamente y eso permite que aumenten las posibilidades de tiempo seco. Por otra parte, al contrario que octubre, más lluvioso, la menor temperatura del aire y del Atlántico juegan en contra de que puedan producirse grandes cantidades de agua.

Este domingo dominará el sistema de altas presiones. Pero como suele ser habitual, en meteorología hay que prestar atención a los matices, que en este caso viene de la mano del viento.

Normalmente, cuando el anticiclón de las Azores protege a Galicia de las borrascas suele generar nordés, el más famoso de los vientos que soplan en la comunidad gallega. Una circulación del aire que siempre favorece a la mitad sur y no tanto a las provincias de A Coruña y Lugo, donde sopla fuerte y siempre resta calor al ambiente.

En la jornada electoral, las altas presiones estarán situadas al oeste de Galicia. Desde ahí ejercerá de escudo, impidiendo que los gallegos vayan a las urnas con un temporal. Esa posibilidad está completamente descartada. Sin embargo, su influencia no será demasiado fuerte y el viento soplará del noroeste.

Una circulación del noroeste en el mes de febrero significa, para empezar, que habrá un contraste entre el norte y el sur de Galicia. Especialmente en la provincia de A Coruña no se pueden descartar algunas precipitaciones en un día de nubes bajas. Cuanto más al sur, el cielo estará más despejado. Además, es un viento que trae aire algo más fresco. Así que en el apartado de temperaturas, cabe decir que se espera un ambiente propio de la época del año. Las máximas oscilarán durante toda la jornada entre los diez y los trece grados como mucho. En definitiva, un tiempo propio de febrero que no será excusa para no ir a votar.