Un río de humedad tropical trae lluvias intensas a Galicia

SOCIEDAD

PACO RODRÍGUEZ

La potente borrasca dejará este jueves lluvias de gran intensidad que caerán en forma de nieve a partir de los 1.200 metros de altura

06 dic 2023 . Actualizado a las 20:23 h.

La tregua meteorológica que ha ofrecido el anticiclón de las Azores durante las últimas horas ha terminado esta tarde, con la llegada de una potente borrasca. Está situada al oeste de Irlanda y su presión mínima central descenderá hasta los 959 milibares. Se trata, por tanto, de un sistema de bajas presiones bastante profundo.

Además, el frente que acompaña a la borrasca viene cargado de humedad tropical que ha absorbido por medio de un río atmosférico que cruza el Atlántico norte y que conecta el Caribe con la comunidad gallega. Como suele ser habitual en este tipo de situaciones, la cantidad de agua precipitable aumenta y esto suele generar más lluvia de lo normal.

Hay que recordar que este es unos de los fenómenos que usa la naturaleza para compensar la diferencias climáticas entre el ecuador y los polos. En este caso, es un mecanismo que se encarga de distribuir la humedad desde las regiones tropicales hacia las latitudes medias. En los últimos años se ha visto incluso que son capaces de transportar el aire tropical hasta las regiones polares del norte y el sur. En Galicia, juegan un papel decisivo porque están detrás de la mitad de las precipitaciones que caen durante el otoño y el invierno. A veces también alimentan episodios extremos de lluvia.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso amarillo por acumulaciones de al menos 40 litros por metro cuadrado entre las 18 horas de la tarde de este miércoles y las 8 de la mañana del jueves en la provincia de Pontevedra y oeste de A Coruña. Además, dentro de este intervalo de tiempo podrían recogerse 15 litros por metro cuadrado en solo una hora. El viento del suroeste asociado a la borrasca también soplará con fuerza en la costa norte gallega.

Este jueves será en general un día bastante desapacible y aunque por la tarde no haya avisos activos lloverá con mucha intensidad. Tras el paso del frente, serán chaparrones que caerán en forma de nieve a partir de los 1.200 metros de altura.

El viernes tal y como estaba previsto, el sistema de altas presiones asciende ligeramente hacia el norte. Será suficiente para impedir que nuevas borrascas afecten de lleno a la comunidad. Incluso permitirá que Galicia recupere algo de estabilidad. Por la mañana, todavía habrá chubascos y algo de nieve en las cotas más altas, pero se espera una tarde de tiempo seco. El sábado y el domingo, los vientos de componente oeste propiciarán bastante humedad.