El colectivo LGTBI+ gozará de protección específica en el ocio nocturno gallego

Javier Becerra
Javier becerra REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

iStock

Igualdade retrasa el protocolo contra las agresiones sexuales para ampliarlo

18 oct 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El protocolo de actuación contra agresiones sexuales en el ocio nocturno elaborado por la Consellería de Emprego e Igualdade incluirá una atención diferenciada para el colectivo LGTBI+. El texto, en el que la Xunta empezó a trabajar en la pasada primavera y que en principio iba a estar listo en verano, se ha retrasado precisamente por este motivo, según fuentes de la consellería. En los próximos días se remitirá tanto al Observatorio de Violencia de Xénero como al Observatorio LGTBI+ para que hagan sus comentarios de cara al texto final, que contará con aportaciones del sector al que va dirigido. Una vez que se publique, los establecimientos de la hostelería nocturna que se adhieran contarán con unas pautas de actuación para intervenir cuando se produzca algún tipo de violencia contras las mujeres o las personas LGTBI+. 

Este protocolo nació de una petición que realizó por unanimidad el Parlamento Gallego a instancias del BNG. El caso del futbolista Dani Alves —acusado de violar a una mujer en una discoteca de Barcelona y actualmente en prisión preventiva— impulsó este paso del gobierno autonómico, en línea con lo que ocurre en otras comunidades. Pretende dotar a los profesionales del ocio nocturno en Galicia de una herramienta clara para actuar. Se constituyó un grupo de trabajo y la conselleira del área, María Jesús Lorenzana, anunció que en junio que se iba a remitir al observatorio respectivo. Sin embargo, la incorporación del colectivo LGTBI+ bajo el paraguas de ese texto con el fin de hacerlo más completo ha dilatado los plazos.

Durante el verano los grupos de la oposición reclamaron en varias ocasiones la publicación del protocolo, denunciando el retraso. La semana pasada era la portavoz de Igualdad del PSdeG Noa Díaz quien lo exigía «con contundencia e celeridade», indicando que el problema de las agresiones nocturnas «lonxe de desaparecer, está aumentando sen que pareza que a Xunta tome medidas».

Respuesta integral

El protocolo que ultima la Xunta se plantea como una acción preventiva y una actuación inmediata ante situaciones de crisis «dando una respuesta ágil y rápida, que actúe de forma prioritaria en la atención a la víctima». En ese sentido se indica que se le dará un trato acomodado a la víctima dándole «un tratamiento respetuoso, sensible, individualizado y no discriminatorio y con un lenguaje claro, comprensible y adaptado a las circunstancias, según las dificultades de comprensión y comunicación que se puedan presentar».

En todo momento, la actuación de los profesionales del ocio nocturno que intervengan en alguno de estos casos tiene que ser totalmente confidencial «con la finalidad de garantizar la privacidad y el derecho a la protección de datos personales, tanto de la víctima como del presunto agresor». Asimismo, se evitará la victimización secundaria, con la finalidad de evitar el riesgo de revictimización de la mujer agredida.

El texto final también incluirá la necesidad de dar la formación adecuada a los personas que intervengan en la aplicación del protocolo para tratar con «la sensibilidad adecuada» los casos que surjan en el ámbito de la violencia contra la mujer y la violencia LGTBIQfóbica. Al respecto, incidirá en la igualdad en el trato a las personas, «evitando discriminaciones o la aplicación de prácticas desiguales y arbitrarias por motivos de sexo, género, opción sexual u otros».

El protocolo establece, como recomendación general, evitar información sobre detalles morbosos en el caso de actuar ante una situación crítica. También, la necesidad de respetar el anonimato y la intimidad de la persona agredida y de sus amistades. Y huir de los juicios de valor, utilizando solo información veraz para comunicar a las fuerzas de seguridad.