El papa recibe fisioterapia respiratoria y reza el ángelus en la capilla privada del hospital

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

CLAUDIO PERI | EFE

El posoperatorio del papa Francisco sigue su curso normal. El pontífice se encuentra ingresado desde el pasado miércoles por una operación de una hernia abdominal

12 jun 2023 . Actualizado a las 09:51 h.

El posoperatorio del papa Francisco sigue su curso normal. Este domingo se sometió a fisioterapia respiratoria y rezó el ángelus en la capilla del apartamento privado del décimo piso del Hospital Gemelli, de Roma, donde se encuentra ingresado desde el pasado miércoles por una operación de una hernia abdominal, informó el Vaticano. Los médicos habían desaconsejado al pontífice celebrar públicamente desde el hospital el ángelus para evitar esfuerzos que pongan en riesgo la acción de la malla cicatrizante que se le ha aplicado en la pared abdominal después de la operación en la que se le eliminaron algunas adherencias que podrían haber provocado una obstrucción intestinal.

En el último parte médico de hoy se informó de que el papa continúa sin fiebre y es hemodinámicamente estable: «Se sometió a fisioterapia respiratoria y continuó moviéndose».

«Durante la mañana siguió en directo por televisión la santa misa y recibió la eucaristía. Luego se dirigió a la capilla del apartamento privado, donde se reunió en oración para el rezo del ángelus», informó en un comunicado el Vaticano. Luego, añade la nota, «almorzó junto a quienes lo asisten en estos días de internamiento en el apartamento privado, médicos, auxiliares, enfermeros y personal del cuerpo de la Gendarmería (la policía vaticana)».

El cirujano que le operó el pasado miércoles y también en julio de 2021 en el colon, Sergio Alfieri, en una rueda de prensa este sábado explicó: «En los últimos días se ha suspendido todo tratamiento por vía venosa y se alimenta con una dieta semilíquida. Sus análisis de sangre y la radiografía de tórax posoperatoria son buenos».

Alfieri también subrayó que «el papa no ha tenido ningún tipo de problema cardíaco ni ha sufrido algún infarto», precisó Alfieri a las preguntas de los periodistas durante el encuentro con los medios en el hospital. Desde el punto de vista cardiorrespiratorio el papa está bien, agregó el doctor, responsable de cirugía del Gemelli, y explicó que hace dos meses tuvo un pequeño problema (una pulmonía) «como puede tener cualquier persona de 86 años, pero no tiene ningún tipo prácticamente de tratamiento, el único problema lo tiene en la rodilla, pero no tiene ni ha tenido ningún otro problema».