La Agencia Española de Protección de Datos investiga a OpenAI, dueña de ChatGPT

La Voz

SOCIEDAD

DADO RUVIC | REUTERS

Italia, que ha bloqueado esta herramienta de inteligencia artificial, ha dado de plazo a la tecnológica hasta el 30 de abril para adaptar la gestión de datos a la normativa europea

24 abr 2023 . Actualizado a las 12:41 h.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado de oficio actuaciones previas de investigación a la empresa estadounidense OpenAI, propietaria del servicio de inteligencia artificial generativa ChatGPT, por un posible incumplimiento de la normativa. 

La agencia recuerda en un comunicado que aboga por el desarrollo y la puesta en marcha de tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial desde «el pleno respeto» a la legislación vigente, ya que considera que «solo desde ese punto de partida puede llevarse a cabo un desarrollo tecnológico compatible con los derechos y libertades de las personas», informa Efe.

En este sentido, la agencia informa de que la semana pasada solicitó al Comité Europeo de Protección de Datos (EDPB, por sus siglas en inglés) que se incluyera el servicio ChatGPT como tema a abordar en su reunión plenaria. Considera este organismo que los «tratamientos globales que pueden tener un importante impacto sobre los derechos de las personas requieren de acciones armonizadas y coordinadas a nivel europeo en aplicación del Reglamento General de Protección de Datos».

El citado comité ha decidido en el plenario celebrado este jueves lanzar un grupo de trabajo para fomentar la cooperación e intercambiar información sobre las acciones llevadas a cabo por las autoridades de protección de datos, explica la AEPD.

«Con el inicio de la investigación en España y la participación en el grupo de trabajo europeo, la AEPD actúa en paralelo en el marco de sus potestades y competencias como autoridad nacional de supervisión y control, además en coordinación con sus homólogas europeas a través del comité».

Italia dispuso hace unos días el bloqueo «con efecto inmediato» de la tecnología de inteligencia artificial ChatGPT, acusándola de no respetar la ley de protección de datos de los consumidores. Esta semana, este país ha dado de plazo hasta el 30 de abril para que la tecnológica estadounidense Open AI adapte la gestión de datos a la normativa italiana, antes de desbloquear su uso en todo el país.

El garante italiano para la Protección de Datos también le requirió que presente un sistema de verificación de edad que sea capaz de evitar el acceso a los menores de 13 años y cuyo funcionamiento deberá estar en vigor antes del 30 se septiembre de 2023.

Asimismo, impone a Open AI que antes del 15 de mayo inicie una campaña en medios de comunicación para informar a las personas sobre el uso que hace de sus datos personales con el fin de entrenar algoritmos y mejorar el rendimiento de sus servicios.

Respecto a la gestión de los datos personales, la empresa tendrá que habilitar un sitio web de fácil acceso en el que explique el almacenamiento, tratamiento y procesado de toda la información que recopila de sus usuarios.

Asimismo, ese protocolo tendrá que mostrarse obligatoriamente a las personas que se registren desde Italia, quienes deberán aceptarla antes de utilizar el servicio, mientras que quienes ya se habían dado de alta tendrán que hacerlo cuando se reactive.