Los «influencers» franceses tendrán que advertir si usan filtros embellecedores en redes

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Una «influencer» grabando un vídeo para TikTok.
Una «influencer» grabando un vídeo para TikTok. UNSPLASH

Bruno Le Maire, el Ministro de Economía francés, ha manifestado que el objetivo es evitar posibles efectos psicológicos

25 mar 2023 . Actualizado a las 10:17 h.

El gobierno francés dio a conocer una serie de medidas para delimitar la actividad de los influencers en las redes sociales. En medio del conflicto en torno a la reforma de las pensiones, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, informó de un plan que, tal y como afirmó, llevan cuatro meses consultando con las partes implicadas. Definir legalmente el término de influencer, someter su trabajo a las mismas reglas de publicidad que los medios tradicionales o proteger a los creadores de contenido menores de edad son algunos de los puntos clave. También, «para evitar efectos psicológicos destructivos», los influencers franceses tendrán que indicar cuando su contenido —ya sea una fotografía o un vídeo— ha sido retocado con algún filtro.

«Lo haremos para limitar los efectos psicológicos destructivos que ejercen esas prácticas en los internautas, sobre todo entre los más jóvenes», agregó Le Maire. La medida cobra un significado especial atendiendo a las últimas novedades de plataformas como TikTok. El mes pasado anunciaba que comenzaría a poner a la disposición de los creadores de efectos un paquete desarrollado a partir de la inteligencia artificial. Entonces, millones de usuarios comenzaron a darse cuenta de que algunos filtros eran más perfectos de lo que estaban acostumbrados a ver hasta el momento.

Aunque a la biblioteca de TikTok se añaden filtros nuevos cada día, estos eran diferentes. Se adaptaban mejor a los rasgos faciales de cada persona y nada interfería en ellos. Incluso al pasar la mano por delante de la cara, acción detiene el efecto hasta que vuelve a identificar el rostro nuevamente, seguía inmutable.

La mayoría de los usuarios lo denunciaron, creando vídeos a pantalla partida en los que comparaban su apariencia con y sin el filtro. Además, muchos dejaron claro en comentarios que no sabían cual era la imagen real y cuál estaba retocada. Bold glamour, que afila las facciones y agranda los labios, fue uno de los más virales. También el llamado Teenage filter, que rejuvenece el aspecto.

El ministro francés detalló que pedirá la cooperación de las plataformas de internet, como TikTok, Instagram o Youtube, las que tendrán que habilitar un canal específico para que un usuario pueda denunciar a un influencer que no haya cumplido con las reglas. Le Maire advirtió de que se formará un «comité de cooperación» entre esas plataformas y las autoridades y adelantó que en seis meses comprobará si realmente se han aplicado esas medidas contra los filtros.