Una masa de aire polar llega a Galicia el domingo

SOCIEDAD

Se espera un descenso de las temperaturas y nieve en las cotas altas de la comunidad

12 ene 2023 . Actualizado a las 12:17 h.

Desde que comenzó el invierno, lo único que nos recuerda que estamos en la estación son las lluvias y la necesidad de estar pendiente siempre del paraguas. Porque en lo referente a las temperaturas podríamos pensar que es otoño y a veces incluso primavera. Las anomalías térmicas positivas (valores por encima de la media) están siendo muy elevadas en toda la Península y el resto de Europa desde hace semanas.

Sin embargo, a partir del domingo y de cara a la próxima semana se presentarán los grandes ausentes de los últimos meses: la nieve y el frío. Y ambos llegarían de la mano del anticiclón de las Azores que continúa con su ascenso hacia el norte mientras su presión también va aumentando.

Este jueves por ejemplo, está situado en el archipiélago portugués que le da nombre con una presión central de 1034 milibares. Desde ahí y con su configuración en forma de cuña permite que el frente que cruzará la comunidad este jueves tampoco sea demasiado activo. Ya no hay episodios de precipitaciones torrenciales.

Además, el fin de semana el anticiclón seguirá reforzándose un poco más y se va a situar al oeste de la Península. El sábado no evitará que llegue un nuevo frente atlántico por el noroeste asociado a una borrasca situada al norte de Escocia. Las precipitaciones serán algo más intensas en la costa coruñesa.

El domingo, el sistema de altas y de bajas presiones van a crear un pasillo de vientos del noroeste a través del cual se deslizará aire frío de origen polar hacia la comunidad gallega. De esta forma, la semana terminará con un día de chaparrones que podrán caer en forma de granizo y de nieve en las cotas más altas. De momento, se desconoce dónde se va a situar exactamente la cota. Todo dependerá de si el aire gélido viene acompañado de humedad suficiente.

A partir del lunes una nueva borrasca procedente de Groenlandia se moverá hacia el sur hasta situarse al oeste de Irlanda. Desde esa posición también se unirá al anticiclón para crear otro corredor de aire frío.

En este nuevo escenario, la mayor parte de la inestabilidad se concentrará en la costa norte de las provincias de A Coruña y de Lugo y las nieve en las zonas más elevadas. Además, si se confirma esta previsión, las temperaturas también descenderán de manera notable, especialmente las máximas. El viento de componente norte permitirá que la sensación térmica sea de frío. Una experiencia que apenas hemos sentido salvo por las noches gélidas producto del cielo despejado, que tampoco han sido demasiadas.