El anticiclón siberiano ya afecta a Galicia y esto se espera a medio plazo

Xavier Fonseca Blanco
Xavier Fonseca REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Xavier Fonseca, Ángel Manso

La cobertura de nieve en el hemisferio norte ha alcanzado el nivel más alto desde que hay registros

01 dic 2022 . Actualizado a las 17:51 h.

El 2022 podría acabar siendo el año más cálido desde que existen registros. Y aunque parezca mentira, la cobertura de nieve en el hemisferio norte ha alcanzado su nivel más alto desde 1967. Y tiene todo el sentido. Precisamente, la semana pasada se publicó un importante artículo que explica que a medida que se derrite el hielo del océano ártico, el mar que queda al descubierto se convierte en una fuente de humedad que puede transportarse hacia el sur y convertirse en nieve en regiones muy frías como en Siberia. El trabajo publicado por investigadores japoneses en la revista Climate and Atmospheric Science añade que la cobertura de nieve en esta región del hemisferio boreal ha aumentando durante las últimas cuatro décadas.

Los expertos aseguran que este tipo de sucesos meteorológicos, cuando la nieve ocupa más espacio de lo habitual, suelen generar inviernos bastante severos en Europa. Ya veremos qué sucede en la próxima estación. De momento, en la recta final del otoño la enorme cantidad de nieve en Siberia sigue alimentando el potente anticiclón de origen térmico que canaliza aire frío hacia el continente europeo.

Galicia estará durante la próxima semana y media al margen del aire gélido que desciende desde Rusia. Aunque sí notará los efectos del gigante sistema de altas presiones de otra manera. La enorme barrera anticiclónica que se extiende por toda Eurasia provocará que las borrascas se muevan más al sur de lo normal. Una de ellas determinará el tiempo a corto y medio plazo en la comunidad. 

Aparecerá en los mapas este viernes y se va a situar al oeste de la costa gallega. Claro que no se desplazará como suelen hacerlo los ciclones extratropicales de latitudes medias. Durante el fin de semana irá moviéndose hacia el sur, a Canarias. Apenas afectará a la comunidad, al menos no de manera negativa. Desde hoy hasta el domingo los gallegos podrán disfrutar de un tiempo más seco. Eso sí, las mínimas descienden de manera generalizada y notable. Se esperan heladas en puntos del interior y valores nocturnos bastante bajos. 

Sin embargo, el intenso frío que se espera para los próximos días no deja de ser algo propio de la época del año. Las temperaturas podrían haber descendido más si llegase el aire siberiano, pero la borrasca y sus vientos del sur evitan que suceda.

A partir del lunes el sistema de bajas presiones se moverá hacia el norte y se va a situar justo encima de la costa gallega. Será entonces cuando afectará de manera directa a la comunidad. Estará varias jornadas con un movimiento muy lento y modificando la dirección del viento. La circulación del aire alternará el suroeste con el noroeste.

Así que la próxima semana regresará la inestabilidad atmosférica. No solo eso, en los momentos en los que sople el viento del noroeste llegará aire frío y húmedo que además de generar una configuración de chaparrones podría producir algunas nevadas en las zonas altas de la comunidad.

La influencia del sistema de bajas presiones se prolongará hasta el próximo viernes. A partir de entonces otra borrasca hará un recorrido muy parecido ya que el anticiclón evita que pueda moverse libremente hacia el este. Tenemos por delante la típica configuración que provoca que el mal tiempo proceda desde el archipiélago canario. Es decir, el tiempo justo al revés. Así percibe de momento Galicia la huella del anticiclón siberiano.