Podemos y los nacionalistas se quedan solos en la defensa del «solo sí es sí»

Juan Ventura Lado Alvela
j. v. lado LA VOZ

SOCIEDAD

Marta Fernández Jara | EUROPAPRESS

Las ministras socialistas hablan de reforma mientras Sánchez contemporiza

17 nov 2022 . Actualizado a las 12:32 h.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y Podemos solo pueden contar con los nacionalistas en su estrategia de culpar a los jueces del fiasco en la aplicación de la ley del «solo sí es sí». Mientras los morados, ERC, PNV y Junts han salido en tromba para respaldar el texto legal y cargar contra los magistrados que están rebajando las penas, varias ministras socialistas hablan ya de reformar la ley y la titular de Defensa, Margarita Robles, pide respecto a las decisiones judiciales. Entre tanto, el presidente Pedro Sánchez, desde Bali donde participa en la cumbre del G-20, respalda la ley impulsada por Montero y fía la solución al embrollo jurídico a que los tribunales y la Fiscalía «unifiquen criterios».

Para la ministra de Igualdad «lo que está ocurriendo aquí es que hay jueces que no están cumpliendo la ley». El coportavoz estatal de Podemos, Javier Sánchez Serna, va más allá y habla de «fachas con toga que quieren reventar cualquier legislación feminista». «El machismo, por desgracia, también está presente en parte de la judicatura», abunda el vocero morado Pablo Fernández, mientras que la también coportavoz de Podemos María Teresa Fernández ve «una estrategia de jueces machistas» que, según Pablo Echenique, está «infundiendo terror sexual a las mujeres». Incluso el exvicepresidente Iglesias ha salido también a la palestra para criticar que el PSOE le «haga el juego a la ultraderecha».

Nadie entre los socialistas les ha comprado el discurso, pero sí lo hicieron ayer de forma conjunta en el Congreso ERC, PNV y Junts. Para el nacionalista vasco Joseba Agirretxea no es cuestión de la ley «sino de su interpretación», mientras que el portavoz de Junts, Josep Pagés, cree que esta es la prueba de que «nada se puede dejar a la discrecionalidad» de los togados.

La ministra de Hacienda y número 2 del PSOE, María Jesús Montero, ya habló el martes de «estudiar las sentencias con detenimiento» y el propio texto legal por si hubiese que reformarlo. Y ayer se desmarcó por completo de «otro tipo de interpretaciones» hechas por sus compañeras de Podemos para afirmar que «lo que persigue es justamente ser capaces de endurecer las sanciones» a los violadores y eso es lo que van a hacer. También la titular de Educación y portavoz federal del PSOE, Pilar Alegría, afirma que es el momento para «estudiar y valorar de manera sosegada» la ley y «las posibles modificaciones que hay que hacer para respetar claramente su objetivo: la protección clara y rotunda de las víctimas».

El más contemporizador ha sido Pedro Sánchez, que hizo una defensa cerrada de lo que considera «una ley de vanguardia» y apeló a la «confianza en los tribunales» de los que se mostró «seguro de que tienen esa sensibilidad para con este tipo de delitos tan graves».

Una votación en el Senado para instar a la «inmediata revisión» de la ley

La vicesecretaria de políticas sociales del PP, Carmen Navarro, cree que «con la ley del solo sí se sí gana el populismo, que ha conseguido llamar agresión a lo que antes era un abuso; y gana el delincuente, al que muy poco le importa cómo se llama del delito si al él le rebajan las penas». Y el portavoz de Vox en el Congreso, considera que las mujeres en España hoy están «más inseguras porque hay más violaciones y más manadas» que antes de la llegada de este Gobierno. De ahí que los populares vayan a forzar una votación en el Senado para la «inmediata revisión» de la ley.

Sánchez confía en que la jurisprudencia evite la rebaja de penas por la ley del «solo sí es sí»

Sánchez defiende la ley del «solo sí es sí» y apela a la sensibilidad de los jueces: «Vamos a esperar y veremos»

la voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este miércoles su plena confianza en la justicia y en su «sensibilidad» frente a los delitos de sexuales y ha abogado por esperar a que los tribunales unifiquen doctrina antes de tomar cualquier decisión sobre la ley del «sí es sí».

La nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del «solo sí es sí», ha supuesto que algunos tribunales hayan revisado a la baja las sentencias de algunos condenados.

Un hecho que la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell, ha achacado a una lectura «reaccionaria y sorprendente» de esa norma por parte de los jueces, mientras la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha abogado por estudiar «con detenimiento» tanto las sentencias como la propia ley.

Seguir leyendo