Sé lo que hiciste aquel verano

SOCIEDAD

20 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Qué hacer cuando no puedes huir del pasado? Cuando lo que creías enterrado, regresa para poner en jaque tu vida. En Dos Veranos (Netflix) los fantasmas tienen forma de vídeo. Unas imágenes, grabadas durante una fiesta 30 años atrás, que muestran la violación de varios chicos a una amiga mientras está drogada e inconsciente amenazan el presente de esta pandilla, que se reúne tres décadas después para pasar unos días. El chantaje marca el ritmo de esta trama, que aunque tiene dos líneas temporales —el verano de 1992 y el del 2022— no confunde al espectador que, eso sí, tiene que concentrarse por identificar a los personajes del pasado en el presente. No ayuda tampoco que la que era novia de uno, ahora sea la exmujer de otro. Pero el enganche es instantáneo. Mientras ellas (entre las que se encuentra la víctima) parecen ajenas al tormentoso suceso, ellos comparten su agitación por su implicación, en menor o mayor medida, cuando eran jóvenes. Saber quién les está amenazando con esa cinta, que creían haber destruido, no será el único secreto que quede al descubierto. Puestos a confesar... hay que decirlo todo. Aunque duela. Este thriller belga, que a principios de verano se coló entre lo más visto, pone encima de la mesa las violaciones grupales, un tema que se está posicionando como eje de muchas producciones —la última, Alba —y se consume rápidamente. Como el verano.