Descubren una nueva especie de hongo única en el mundo en la isla de Cortegada

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

El lugar es un enclave ambiental único para el desarrollo ambiental. Esta nueva especie es difícil de encontrar debido a su pequeño tamaño y coloración poco llamativa

22 jul 2022 . Actualizado a las 19:55 h.

Physalacria auricularioides es el nombre de la nueva especie de hongo que se acaba de descubrir en la isla de Cortegada, un basidiomiceto único en el mundo y encontrado por primera vez en esta isla, según ha informado la Universidade de Santiago de Compostela en un comunicado. El género al que pertenece Physalacria incluye más de 40 especies conocidas, casi todas ellas saprofitas y que se encuentran en el hemisferio sur y los trópicos.

«Créese que as especies que se encontran no hemisferio norte foron introducidas alí xunto coas súas plantas hóspedes», explica el investigador de la USC Saúl de la Peña-Lastra, uno de los responsables de este hallazgo. Esta nueva especie es difícil de encontrar debido a su pequeño tamaño y coloración poco llamativa. Además, crece y se alimenta de las puntas de las ramas muertas de los castaños.

La isla de Cortegada presenta unas condiciones ambientales, forestales e históricas que la convierten en un enclave especial, no solo en Galicia, sino en España y Europa, destacando la presencia de un bosque de laurisilva de gran importancia ecológica. «Despois de 15 anos de estudo micolóxico pola nosa banda, chegouse á conclusión de que neste campo é un enclave único», afirma el investigador de la USC. «Dende o inicio do noso estudo, xa xurdiu a admiración cara a este enclave privilexiado que depara constantemente a sorpresa de novos achados para a elaboración do seu xa extenso catálogo», apunta.

En un área tan pequeña, hasta la fecha se han encontrado más de 800 especies de hongos, y su estudio aún está en curso (se estiman que hay más de 1.000 especies). Los jabalíes son el principal enemigo de la supervivencia de los hongos en este lugar, pues no se limitan a comerse los cuerpos fructíferos sino que también destruyen y consumen el micelio dejándolo en contacto con el aire.