Ireland Baldwin, hija de Kim Basinger y Alec Baldwin: «Elegí abortar, sé lo que se siente al ser hija de unos padres que se odian»

La Voz

SOCIEDAD

Europa Press

La joven relata que se sometió a un aborto porque no quería tener un hijo con un novio con el que era «infeliz» y que cuando era adolescente fue violada

27 jun 2022 . Actualizado a las 20:08 h.

«Elegí abortar porque sé exactamente lo que se siente al nacer entre dos personas que se odian». Así habla en las redes sociales Ireland Baldwin, hija de Kim Basinger y Alec Baldwin, sobre su decisión de abortar cuando se quedó embarazada de un novio con el que era «muy infeliz» y que le había asegurado que no quería tener hijos y tampoco comprometerse en una relación seria. «Yo me elegí a mí misma y volvería a hacerlo. Es tu vida, es tu elección», explica en relación a la reciente decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de retirar el paraguas legal del precedente de la sentencia de Roe contra Wade que garantizaba la posibilidad de practicar abortos en todo el país y de dejar la decisión en manos del gobierno de cada estado. Algunos de estos ejecutivos ya tenían preparadas leyes denominadas gatillo, para que se activaran cuando se produjera este fallo, esperado por gran parte de los políticos conservadores americanos y temida por la mayoría de los demócratas. La modelo indica que comparte su historia ahora porque quiere que otras mujeres se sientan «apoyadas y amadas, al margen de que quieran compartir su propia historia o no».

@irelandshmireland I'm here for you ?? #fyp #roevwade #womensrights ? original sound - Ireland

No es la única revelación que cuenta Ireland Baldwin. La modelo, de 26 años, también relata que fue víctima de una violación cuando era más joven. «Me violaron cuando era adolescente y estaba completamente inconsciente cuando sucedió. Eso cambió el curso del resto de mi vida», explica. Afirma que entonces no se lo contó a nadie, con la excepción de una trabajadora sanitaria que la trató poco después de la agresión. No se lo dijo a su novio de entonces ni tampoco a sus padres, Kim Basinger y Alec Baldwin. «Guardé el secreto durante años y me causó mucho dolor a mí y a las personas que amo», dice. Confiesa que entró en una especie de espiral negativa durante mucho tiempo y que perdió el control de su vida y que se sumió en relaciones tóxicas y en el alcohol. «Hice de todo para poder distraerme», señala.

«Ver a tantas otras mujeres valientes contar sus historias me hizo pensar cómo habría sido mi vida si me hubiera quedado embarazada [a raíz de la violación que sufrió] y si hubiera tenido que criar a un bebé durante todo lo que estaba pasando en ese momento. Tengo recurso médicos, dinero y apoyo, cosas a las que muchas mujeres no tienen acceso. Pero hubiera sido traumatizante e imposible», reflexiona.

El fallo de Tribunal Supremo sobre el aborto, considerando que la garantía para abortar establecida por la sentencia del caso Roe contra Wade no es un derecho constitucional porque no está contenido en el texto de ninguna forma y tampoco forma parte de la tradición o la historia estadounidenses, ha desencadenado protestas a favor y en contra del aborto en Estados Unidos. La mayoría conservadora del alto tribunal se impuso en la votación del pasado viernes (seis frente a tres). Joe Biden, presidente de EE.UU., considera que se trata de un «trágico error» y prometió buscar herramientas legales para revertir la situación, como una norma federal. Se calcula que unos 36 millones de mujeres verán restringidas sus posibilidades de abortar debido a esta cambio.

El fallo, un triunfo histórico para los antiabortistas, hace temer que el Supremo estadounidense deje de proteger otros derechos como, por ejemplo, el matrimonio gay, puesto que el juez Clarence Thomas, miembro del alto tribunal, ha pedido en un escrito que se revisen otros precedentes que han generado jurisprudencia como ocurrió en el caso Roe contra Wade sobre el aborto, lo que dejaría también en el aire las uniones entre personas del mismo sexo, con la posibilidad de que acabaran reguladas por cada estado.