España será el primer país europeo en reconocer las bajas por reglas dolorosas

La Voz

SOCIEDAD

MARISCAL | EFE

En Japón existe desde 1947, pero son pocas las empleadas que se acogen a ellas por temor a la reacción de sus superiores

14 may 2022 . Actualizado a las 18:54 h.

La baja por menstruación dolorosa que previsiblemente el Gobierno aprobará el martes en el Consejo de Ministros existe desde hace años en países asiáticos como Japón, Corea del Sur, Taiwán e Indonesia. Sin embargo, en la mayoría este derecho no ha acabado de cuajar y generalizarse. Pocas empleadas de trabajos dominados por hombres están dispuestas a ejercerlo; en otros casos, no suelen aprovecharlo porque son las propias compañías las que realizan reconocimientos físicos a las mujeres antes de concederles el permiso.

Japón, baja sin salario

La baja por menstruación está recogida en la legislación laboral nipona desde mediados del siglo pasado para casos en los que las trabajadoras vean «extremadamente dificultado su desempeño profesional» debido a los síntomas de su período. La normativa, sin embargo, no obliga a las compañías a abonar el salario correspondiente a la jornada de trabajo, como sucede con otras ausencias laborales por motivos médicos en el país. Aunque se contemplan multas de hasta 2.000 euros para las compañías que denieguen la concesión de estas bajas, el número de empleadas que se acoge a ellas es muy reducido principalmente por temor a una reacción negativa de superiores o de compañeros.

Indonesia, el más permisivo

Indonesia es el país más permisivo del mundo en este sentido ya que desde mediados del siglo XX existe una legislación que contiene sentencias como que «las mujeres trabajadoras no pueden ser forzadas a trabajar en el primer y segundo día de la menstruación».