Las bajas laborales por reglas dolorosas dividen al Gobierno

antonio paniagua COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

La parte socialista del Ejecutivo cree que la medida puede retraer la contratación de mujeres. UGT cree que les hace «flaco favor», mientras CC. OO. la respalda

13 may 2022 . Actualizado a las 15:58 h.

Los permisos o bajas laborales por menstruaciones dolorosas, posibilidad que aboga por introducir el Ministerio de Igualdad en el anteproyecto de la nueva ley del aborto, divide del nuevo al PSOE con Podemos, su socio de gobierno. El área económica del Ejecutivo cree que puede estigmatizar a la mujer y retraer la contratación. La aprobación de esta medida está en estos momentos sujeta a negociaciones entre los dos partidos que componen el Ejecutivo. La idea suscita también opiniones discrepantes entre los sindicatos. UGT considera que puede supone un «flaco favor a las mujeres», mientras que CC. OO. la respalda.

El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró que la hipotética ausencia del trabajo por endometriosis está «en discusión» y no hay una decisión tomada al respecto. Escrivá aseguró que el Ejecutivo está trabajando «internamente» en dicha ley, cuyo texto está previsto que se apruebe el martes en el Consejo de Ministros. Según Escrivá, los órganos colegiados del Ejecutivo están inmersos en el estudio y debate de la medida.

Según el ministro, lo que persigue la norma, que no se ciñe solo a la interrupción voluntaria del embarazo, sino que abarca otros aspectos sobre la salud sexual y reproductiva de la mujer, es «armonizar» la protección de la mujer y su inserción en el mercado laboral en las mejores condiciones.