El tiempo en Galicia: ¿Ha llegado la lluvia para quedarse?

Raúl Romar García
R. Romar LA VOZ

SOCIEDAD

La borrasca convirtió a este domingo en el día más lluvioso del año, con lluvias intensas y vientos de hasta 128 kilómetros por hora, pero a partir del martes las precipitaciones serán débiles y para el fin de semana ya se espera un nuevo anticiclón

14 feb 2022 . Actualizado a las 12:48 h.

Fuertes chaparrones, especialmente en el oeste, con vientos del sur con rachas por encima de los 120 kilómetros por hora. Fue lo que trajo la borrasca que llegó este domingo a Galicia. Nada especial. Lo típico en estas fechas en la comunidad. Al menos esta es la teoría, pero en la práctica el frente que barrió Galicia se ha convertido en algo excepcional porque desde el 10 de enero y hasta el pasado jueves, cuando cayó una lluvia ligera, en muchos lugares de Galicia no había caído ni una sola gota.

La amenaza de sequía se cernía como un fantasma. Y lo sigue siendo, porque el análisis de los modelos meteorológicos todavía no deja muy claro si las precipitaciones han llegado para quedarse en una situación habitual de invierno o si más adelante persistirá el bloqueo anticiclónico. De momento no. El principal cambio, que es el que ha traído la borrasca a Galicia, viene dado porque el anticiclón de bloqueo, situado sobre la Península desde el 10 de enero, se ha desplazado hacia las Azores, lo que permite la entrada de vientos del oeste con aire templado que trae nubosidad, humedad y lluvias.

¿Significa esto que las lluvias han llegado para quedarse? «Ni sí, ni no, porque para que haya una continuidad en las lluvias tendría que aparecer un tren de borrascas y es algo que todavía no vemos», explica Juan Taboada, de MeteoGalicia. En este escenario, a medio plazo, de cara al próximo fin de semana, la previsión apunta a una vuelta del anticiclón, que traerá poco viento y grandes claros. Pero tampoco se prevé que sea un anticiclón de bloqueo, por lo que la situación será cambiante.