¿Habría tenido opciones «Terra», de Tanxugueiras, en Eurovisión?

SOCIEDAD

Tanxugueiras revolucionaron el Benidorm Fest, dentro y fuera del escenario.
Tanxugueiras revolucionaron el Benidorm Fest, dentro y fuera del escenario.

Las voces críticas con el trío de cantareiras ponen en entredicho el valor del folk gallego pero la historia del festival avala los éxitos del género

30 ene 2022 . Actualizado a las 20:46 h.

La fórmula del éxito en el Festival de Eurovisión siempre ha sido una incógnita y un quebradero de cabeza para los más de 50 países que han pisado ese escenario. Aunque año tras año autoproclamados Nostradamus creen conocer la ecuación de la victoria, no hay unas teclas fijas que apretar para conseguir triunfar en el concurso musical.

El concepto «canción festivalera», asignado habitualmente a temas movidos, en inglés y con puestas en escena plagadas de artificios, dista cada vez más del perfil de ganador del certamen. Un claro ejemplo de ello se pudo comprobar en la edición del año pasado. Los ganadores: un grupo rock italiano y, para más inri, el top cinco lo completaron dos baladas en francés, un tema retropop y una canción de folk electrónico en ucraniano. La tendencia de los últimos años señala hacia temas con personalidad propia que destaquen sobre los demás sin caer en intentar replicar los estereotipos del festival y dejando huella explotando la diferenciación sobre otras candidaturas. ¿Tiene cabida entonces una propuesta como la de Tanxugueiras?

El folk en Eurovisión

Las voces críticas con el trío de cantareiras ponen en entredicho el valor del folk gallego en un certamen internacional como Eurovisión, pero la historia del festival avala los éxitos del género. El quinto puesto de Ucrania en el 2021 con SHUM es un ejemplo, pero las 65 ediciones del Festival de Eurovisión dan para muchos más referentes dentro de este estilo. Un evento nacido para unir culturas ha contado a lo largo de los años con la representación de todas ellas a través de todo tipo de géneros y, por supuesto, el folklore es uno de ellos. Los países balcánicos son unos expertos en la materia. Montenegro consiguió su mejor puesto histórico en el 2015 integrando en su actuación algunos elementos de baile tradicional.