Galicia incubará fármacos anticáncer con un menor coste y en menos tiempo

Raúl Romar García
r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

PACO RODRÍGUEZ

El consorcio Cáncer Innova acelerará el proceso hasta en un 70 % gracias a una iniciativa pionera en España de colaboración conjunta entra la industria farmacéutica y la investigación pública

29 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Y ahora qué? Es la pregunta que se hizo Manuel Collado, director del grupo de Células Madre en Cáncer y Envejecimiento del Idis de Santiago. Su equipo había descubierto a partir de la investigación básica que un fármaco utilizado desde hace años para el corazón podía matar de forma selectiva las células senescentes, aquellas que se quedan en un estado zombi después de un tratamiento de quimioterapia pero que con el tiempo pueden reproducir el tumor y volverlo más agresivo.

Hizo lo habitual: publicar el hallazgo en una publicación científica. Se genera así conocimiento que puede alimentar a otros grupos, pero lo más probable es que su investigación, como tantas otras, se hubiese quedado en un cajón, cuando podía tener una aplicación directa en beneficio de los pacientes. Solo que para desarrollarla es necesaria una inversión elevada con un riesgo muy alto que muy pocas empresas están dispuestas a asumir y financiar.

«Es el valle de la muerte en el que los inversores apenas quieren invertir», resume de forma gráfica Ramón Reyes, presidente de la Asociación Española contra el cáncer. Es un vacío, que supone una pérdida muy importante de potenciales terapias en beneficio de los pacientes, que ahora intenta llenar el proyecto Cáncer Innova, un consorcio impulsado por la Fundación Kaertor, liderado por Mabel Loza y Ángel Carracedo, y la Asociación Española contra el Cáncer en colaboración con las compañías farmacéuticas Janssen y Lilly, que cuenta con el apoyo de la Xunta a través de la Axencia Galega de Innovación y que arranca al amparo de la Business Factory Medicines de Galicia.