Georgina, con yate y «jet», no olvida que fue una chica rural

Carmen Martín MADRID / EFE

SOCIEDAD

Georgina en una gala el pasado verano
Georgina en una gala el pasado verano Fredy Torra

Netflix estrena el 27 de enero el «docureality» sobre la vida de la «influencer» en el que confiesa que las primeras veces en la casa de Cristiano Ronaldo se perdía de lo grande que era

26 ene 2022 . Actualizado a las 08:57 h.

«Muchos conocen mi nombre, pocos saben quién soy», dice Georgina Rodríguez nada más comenzar Soy Georgina, un docureality en el que en el que exhibe su vida de amor y lujo junto a su pareja y sus hijos, pero también arropada por sus amigos que la tildan de «madraza amorosa», «nada egocéntrica» y «generosa».

Una vida de ensueño rodeada de guardaespaldas. Impresionantes casas, vestidos de alta costura y joyas. Apabulla la vida de la modelo Georgina (Buenos Aires, Argentina, 1994) con más de 28 millones de seguidores en Instagram.

«Me gustan las joyas con un chándal, hay quien no lo entiende, ya lo entenderá», dice Georgina en uno de los capítulos de los diez capítulos del programa de telerealidad que Netflix estrenará el 27 de enero coincidiendo con el 28 cumpleaños de la protagonista, quien adora comer chuches y cantar.