La presión del covid obliga a reprogramar cirugías en A Coruña y Vigo y hay 1.400 positivos entre el personal del Sergas

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO

SOCIEDAD

XOAN A. SOLER

En algún centro de salud el 70 % de la actividad diaria consistió en comunicar casos de coronavirus

22 ene 2022 . Actualizado a las 08:14 h.

Con menos de 600 pacientes ingresados por covid -hace un año llegó a haber casi 1.500- los hospitales mantienen a raya el coronavirus que, eso sí, castiga a la atención primaria. En pleno pico de la sexta ola el número de unidades o plantas destinadas a pacientes con infección por SARS-CoV-2 es muy inferior al de los momentos de mayor presión, y solo dos áreas sanitarias han tenido que reprogramar cirugías, A Coruña y Vigo. Sin embargo, las plantillas sufren el covid como el resto de colectivos profesionales, y hace dos días se registraban 1.400 positivos entre el personal del Sergas.

Por áreas, la situación es muy diferente. En A Coruña y Cee hay cinco unidades dedicadas a pacientes covid y ya se han tomado medidas para reprogramar operaciones. Se prioriza la cirugía oncológica, la que no consume unidades de cuidados intensivos, la de los pacientes ingresados y la ambulatoria. Además, para dejar espacio en el hospital universitario, se ingresan pacientes de trauma en el Materno. No se reduce actividad pero se realiza la más compatible con la alta ocupación de pacientes covid. En esta área sanitaria una de cada cinco bajas de trabajadores es por covid y la carga que este virus genera en primaria es evidente: el pasado sábado el ambulatorio de la Casa del Mar, con siete facultativos, dedicó el 70 % de su actividad a comunicar positivos.

En Vigo también se reorganizó la actividad quirúrgica, anulando la cirugía extraordinaria de tarde. Se mantiene la oncológica, las urgencias y la ambulatoria en el Meixoeiro. Hay dos unidades dedicadas a covid (80 camas), el 6,3 % del total, cuando en el peor momento de la pandemia se llegaron a habilitar más del doble, cinco. Tampoco las ucis registran un porcentaje de ocupación alto y la tasa de bajas por covid alcanza al 1,6 % de los profesionales.