Después de dos años de pandemia: ¿Qué esperan los médicos para el 2022?

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Joaquín Reina

Entre un 10 % y un 20 % de la población padecerá covid persistente y la mascarilla seguirá siendo obligatoria, aunque la crisis sanitaria por coronavirus aflojará

13 ene 2022 . Actualizado a las 18:33 h.

Los médicos esperan que este año 2022 la pandemia afloje, pero que las mascarillas sigan siendo necesarias, y auguran que entre un 10 y un 20 % de la población padezca covid persistente, que crezcan aún más los problemas de salud mental originados por la epidemia y que aumenten las lesiones musculares por el auge de la actividad física.

Médicos de la plataforma de sanidad privada Top Doctors han elaborado una radiografía sobre la salud mental y física que esperan este año de la población española, cuando se cumplen dos años de pandemia, en los que se han duplicado las consultas psicológicas y psiquiátricas por ansiedad, depresión y estrés postraumático, y prevén que aumenten entre un 20 y un 30 % en 2022.

Para los médicos de esta plataforma, el objetivo para este año es visibilizar los trastornos de salud mental, normalizarlos y dotarlos de la financiación necesaria.

El médico de Urgencias y miembro de Top Doctors Pablo Odeley ha resaltado que la campaña de vacunación infantil no está alcanzando el ritmo esperado por la reticencia de algunos padres a suministrar la dosis a los menores «y esto está siendo uno de los problemas que han derivado en la alta trasmisibilidad de la variable ómicron, ya que la cifra de contagio del grupo de menores de entre 5 y 12 años es elevada, con más de 550 contagios por cada 100.000 habitantes en 14 días».

«Hasta ahora no se ha detectado ningún efecto secundario frecuente y existe la experiencia en adolescentes que ha confirmado un perfil de seguridad amplio a corto plazo. Actualmente, algunos medicamentos de uso diario pueden tener hasta 6 veces más contraindicaciones y efectos adversos que las vacunas», argumenta Odeley.

Álvaro Flamarique, especialista en Medicina Interna y experto en enfermedades infecciosas también recomienda vacunarse porque reduce el denominado «covid persistente», patología que vaticina que padecerá aproximadamente un 10-20 % de la población.

Aumento de la actividad física

Tras los confinamientos iniciales que se prolongaron en algunas comunidades hasta abril y mayo de 2021, la población retomó la actividad física, no siempre de forma bien controlada, ni ajustada a la necesidad individual y sin establecer una rutina a través de fuentes profesionales. Si el confinamiento, el teletrabajo y la consecuente inactividad hicieron que las consultas por lumbalgia, cervicalgias, y tendinitis de hombro y codo alcanzaran hasta un 85 % de las consultas en el  2020, el año pasado de las más reclamadas fueron las consultas por lesiones musculares y tendinosas, ocupando un 51 % del total, según explica el doctor José Antonio Martín Urrialde, fisioterapeuta y miembro de Top Doctors.

«Las previsiones para 2022 es que mantenga esta misma tendencia de incremento en la atención fisioterapéutica, disminuyendo las casuísticas de lesiones musculo-tendinosas, y consolidándose las intervenciones tendentes a mantener un buen estado funcional, por medio de programas de prevención”, explica el doctor.

La pandemia que no se ve

En los últimos meses se está hablando muchos de los problemas de salud mental en la población. De hecho, las consultas tanto públicas como privadas a psicólogos y psiquiatras se han duplicado desde que comenzara la pandemia, y se prevé un incremento sostenido en el tiempo, que puede llegar a alcanzar entre un 20 % y un 30 % más solo en 2022.

Los trastornos de ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y los cuadros depresivos son las patologías más frecuentes en las consultas. Este incremento ha sido todavía más patente entre los jóvenes, quienes sobre todo han acudido a las consultas por intentos de autólisis, intentos que incluso han llegado a llevarse a cabo. «El objetivo del 2022 es visibilizar los trastornos de salud mental, normalizarlos y dotarlos de la financiación necesaria en la sanidad, para posibilitar la atención a esta pandemia invisible que va en aumento», explica María Lluïsa Ceinos, psicóloga clínica especialista y miembro de Top Doctors.

Falta de ejercicio ocular

El aumento de la exposición diaria a pantallas y dispositivos tecnológicos ha hecho que la población tenga una menor actividad ocular.  De hecho,  según datos del primer Barómetro de Bienestar Ocular, presentado por Miranza, el 40 % de los encuestados dice superar las ocho horas de exposición diaria a pantallas, siendo este un factor externo de malestar que destaca el 87 % de los oftalmólogos consultados.

Esto provoca que la frecuencia de parpadeo disminuya hasta un 30% y la lágrima no se distribuya adecuadamente sobre la superficie ocular, lo que favorece al incremento del ojo seco. Sus síntomas son principalmente la sequedad y el cansancio ocular, sensación de cuerpo extraño, escozor, enrojecimiento, lagrimeo e incluso dolor o visión fluctuante.

«Todo ello también está provocando que niños y adolescentes desarrollen de forma progresiva miopía, patología que afecta ya a cerca de la mitad de los jóvenes en España», explica el oftalmólogo Daniel Elies, miembro de Top Doctors.

Seguiremos con la mascarilla

La nueva normalidad ha derivado en una mayor movilidad de la población y por lo tanto en un incremento del uso de las mascarillas, como principal medida preventiva contra el covid-19. El uso continuado de estas puede influir en reacciones locales dérmicas, y afectar a pacientes con problemas respiratorios y con tendencia a retener carbónico. Y se estima que todos estos efectos puedan agravarse a lo largo del 2022 ya que, según el Doctor Álvaro Flamarique Pascual, llevaremos mascarilla a lo largo de todo este nuevo año.

Mantener una correcta higiene facial, hidratar la piel, evitar el maquillaje en la zona de colocación de la mascarilla, no exceder los tiempos máximos de uso, usar cremas protectoras para prevenir o aliviar las lesiones cutáneas causadas por la presión o fricción y acudir a un experto en dermatología en caso de señales más graves o persistentes, son algunos de los consejos dados por el dermatólogo y miembro de Top Doctors, Dr. Francisco Benavente.

Mayor conciencia alimenticia

Durante el confinamiento se produjo un incremento de la ingesta de dulces, grasas, sal y alcohol, así como la falta de actividad física, que hicieron que el 50 % de los ciudadanos que acudieron a la consulta de nutricionistas, detectara un aumento de peso de entre 5 y 10 kilos. Actualmente la situación es diferente, y a lo largo de 2021 la población ha acudido a consulta buscado mejorar los hábitos alimenticios y tomar una mayor conciencia en la ingesta diaria que les ayude a mejorar sus defensas y, por lo tanto, fortalecer su sistema inmunitario.

«También han mejorado, en una parte de la población, los hábitos en cuanto a horarios y frecuencias de las comidas, como por ejemplo cenar antes, sobre las 8 de la tarde lo que permite una mejor digestión y sueño», asegura la doctora Montse Folch, especialista en Nutrición y Dietética y miembro de Top Doctors.

La nutricionista comenta qué, aunque siempre hay que estudiar individualmente cada caso porque no existen unas reglas fijas, los mínimos que debemos consumir para tener una vida saludable son tomar 2 o 3 raciones de proteína animal al día, 2 raciones vegetales diarias, 3 piezas de fruta diarias, 2 o 3 lácteos descremados enriquecidos en vitamina D y Calcio, legumbres/arroz/pasta 3 o 4 veces a la semana, 2 litros de agua al día aunque ahora en invierno puede ser 1,5 litros, 50 o 100 gramos de pan y 30 gramos de frutos secos diarios.

En definitiva, es importante realizar las consultas con los diferentes especialistas, a través de sistemas de telemedicina o de modo presencial, para poder mitigar los efectos de la situación social y sanitaria actual.