Los rohinyá demandan a Facebook y la acusan de fomentar discursos de odio

DOMÉNICO CHIAPPE MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

Facebook
Facebook Dado Ruvic | REUTERS

La comunidad reclama a la tecnológica 120.000 millones de euros por «exacerbar la violencia»

08 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En el mundo virtual de Zuckerberg quizás no haya odio ni matanzas. O quizás sean más gráficas. Hace tres años Facebook reconoció que su plataforma había contribuido al genocidio contra la minoría étnica rohinyá, de creencia musulmana, por parte de las fuerzas estatales de Birmania, de religión budista. Estos crímenes de lesa humanidad, documentada por organismos independientes como Naciones Unidas, siguen activos, y la comunidad de los rohinyá refugiados en Estados Unidos han dado el paso de demandar por 150.000 millones de dólares (unos 120.000 millones de euros) a la red social por no «frenar la incitación al odio» y por «exacerbar la violencia» contra esta minoría.

La demanda apunta a los algoritmos de la plataforma, ya que estima que promueve la desinformación y el extremismo. El resultado final de esta ecuación son los discursos de odio, que incitan a pasar a la acción, para continuar con el genocidio, que se lleva a cabo desde al menos una década. «Alimenta» el odio para crecer, señalan los demandantes, que representan tanto a los que han sobrevivido al éxodo hacia Bangladés, donde permanecen en campos de refugiados, como a los que todavía permanecen en tierras birmanas, discriminados y expuestos a la hostilidad.

Los rohinyá que acudieron a la corte de California (Estados Unidos, donde está la jurisdicción de las grandes empresas tecnológicas) acusan a Facebook de cumplir un papel similar a la de las emisoras de radio que en otros tiempos instigaban a los potenciales agresores a actuar, dándoles un marco retórico con justificaciones e incluso haciéndoles sentir como víctimas. Ayudan a miembros de la mayoría budista que están dispersos a unirse a grupos organizados, dirigidos por el régimen y la fuerzas estatales.