El potente anticiclón revela el papel térmico del Atlántico

SOCIEDAD

M.Moralejo

La intensa influencia de las altas presiones está generando notables contrastes de temperaturas entre la mitad este y oeste de la comunidad

13 oct 2021 . Actualizado a las 15:50 h.

La configuración atmosférica actual, producto de la combinación de altas presiones estacionarias al norte de la Península y aire cálido en superficie, está generando grandes contrastes térmicos. El primero lo encontramos entre las máximas más altas y las mínimas más bajas. El cielo despejado durante el día permite que el sol caliente con intensidad. Hay que sumar, además, la irrupción de aire procedente del sur peninsular. Esto permite que las máximas presenten estos días anomalías positivas respecto a los valores habituales en el mes de octubre. El termómetro en las provincias de Ourense y Pontevedra asciende hasta traspasar la barrera de los 30 grados.

Sin embargo, en cuanto la estrella se pone y cae la noche, el mismo cielo sin nubes provoca que las temperaturas empiecen a caer en picado. En algunas localidades de la provincia ourensana como Xinzo ya se han registrado las primeras heladas de la estación otoñal tras descender las mínimas hasta -1,7 grados. La amplitud térmica en puntos del interior de la comunidad supera, por tanto, los 30 grados.

La potente influencia del anticiclón de las Azores produce también un acusado contraste térmico entre el este y el oeste de Galicia en lo referente a los valores nocturnos. Una situación que permite comprobar el papel suavizador que juega el océano Atlántico. En algunos municipios de las Rías Baixas, como en Cangas, el termómetro no descendió en ningún momento de los 13,2 grados. Unas cifras muy parecidas se registraron en otras muchas localidades cerca de la costa. En Vigo y Carnota se podría decir incluso que fueron bastante elevadas. Las mínimas estuvieron durante la pasada madrugada en torno a los 17,6 grados, solo 2,5 grados menos de lo que podría considerarse una noche tropical.