«Eu mesmo vacineime en marzo como mestre e aos seis meses collín o covid e acabei ingresado no hospital»

SOCIEDAD

Rafael Rodríguez Martínez, presidente de Alcer Galicia
Rafael Rodríguez Martínez, presidente de Alcer Galicia SANDRA ALONSO

El presidente de Alcer Galicia, Rafael Rodríguez, explica su propio caso para incidir en la necesidad de la tercera dosis para los inmunodeprimidos

10 sep 2021 . Actualizado a las 21:44 h.

El presidente de Alcer (Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de Riñón), Rafael Rodríguez Martínez, este viernes por la mañana no tenía constancia de que empezasen a citar a sus asociados para recibir la tercera dosis, pero ya por la tarde le empezaron a llegar mensajes de compañeros que están convocados para estos próximos días. Algo que celebran desde la entidad, porque lo ven necesario ante el menor grado de inmunidad que generan estos pacientes, como ilustra Rodríguez Martínez con su propia experiencia personal.

«Eu mesmo vacineime en marzo, como mestre porque como transplantado non me chamaron, e a mediados de agosto, máis ou menos aos seis meses -que é cando din que decae a inmunidade- contaxieime. Non sei como porque non o collín no instituto nin o collín pola miña muller, que é auxiliar de enfermaría, e funo coller en agosto, cumprindo as medidas coma todo o mundo e cando os poucos contactos que tiven foron en exterior», explica el presidente de Alcer, que estuvo en casa ocho días muy mal hasta que ya decidieron ingresarlo. A base de inhaladores y cortisona logró evitar la unidad de cuidados intensivos, pero aún hoy sigue sin saber cómo pudo contagiarse. Está convencido de que «é unha lotaría, tócache e xa está».

De ahí que reclamen la máxima protección posible para todos los enfermos crónicos, los trasplantados y las personas en tratamiento de hemodiálisis, «porque teñen un 30 % máis de mortalidade en caso de coller o covid que a poboación en xeral». Más que nada porque habitualmente son pacientes con un sistema inmunitario deficitario, que en su mayoría tienen más de 65 años y otras patologías asociadas, por lo que en Alcer ya empezaron a reclamar esa priorización en abril del año pasado.