La ciencia advierte sobre el debilitamiento del vórtice polar

SOCIEDAD

NASA

Una investigación publicada en la revista Science señala que los inviernos en las latitudes medias serán más extremos

09 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Resulta de lo más natural que en un contexto de calentamiento global la población solo pueda imaginar un futuro con más olas de calor y sequías. Sin embargo, el cambio climático tiene sus propias paradojas. A medida que sube la temperatura media mundial también lo hace la probabilidad de que se produzcan eventos térmicos extremos. En este sentido, las anomalías pueden ser tanto positivas (por encima de la media) como negativas (por debajo). Solo hay que recordar qué ocurrió con Filomena el pasado enero, el temporal invernal que colapsó España.

La revista Science acabar de publicar un artículo que reafirma la tesis de que los inviernos en las regiones medias del hemisferio norte pueden ser más gélidos debido al debilitamiento del vórtice polar, un cinturón de vientos que confina un aire muy frío en el estratosfera polar y que está directamente conectado con el deshielo del Ártico.

A medida que el blanco desaparece del polo norte y deja al descubierto el océano aumenta la evaporación y el aporte de humedad en la zona de Eurasia, que se traduce en un incremento de la capa de nieve. Si la extensión de nieve alcanza grandes dimensiones influye en la dinámica del anticiclón térmico que se crea durante los meses invernales en esa región del mundo y que determina en buena medida cómo se distribuyen las masas de aire muy frío al modificar la circulación atmosférica en las regiones templadas.