Cambios en la hostelería gallega: todos los locales estarán divididos en dos niveles de seguridad

SOCIEDAD

El Muelle Bar, de Foz, con el aforo al 30% en el interior del local
El Muelle Bar, de Foz, con el aforo al 30% en el interior del local PEPA LOSADA

La situación epidemiológica de cada concello ya no marcará las restricciones de bares, restaurantes y cafeterías

08 sep 2021 . Actualizado a las 09:56 h.

Todos los establecimientos de hostelería de Galicia se dividirán en dos niveles, uno de seguridad «ordinaria o básica», como la que presentan a día de hoy, y otro de seguridad máxima en el que se tendrán que cumplir normas sanitarias más estrictas. Estar en uno u otro marcará el aforo y también si se pueden usar o no las barras y será elección de cada local. Da igual en el concello en el que se encuentre y su situación epidemiológica, salvo en situaciones muy complicadas en las que se podrán tomar decisiones más amplias. «Empezamos a falar de darlle estabilidade a situación da hostelería cun horizonte de funcionamento que aporte certezas», anunció ayer el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, tras la reunión con representantes del sector. Durante las últimas semanas ha habido desencuentros entre los planteamientos de los hosteleros y los de la Administración, pero este martes se ha llegado a un acuerdo «pioneiro en toda España, que probablemente sexa seguido e imitado por outros territorios».

Sanidade no confirmó si el protocolo fue aprobado por el comité clínico en el encuentro mantenido ayer por la tarde, pero tanto el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, como el vicepresidente, insistieron en que no se darían detalles hasta tener la luz verde definitiva por parte de los expertos sanitarios. Este mediodía hay prevista una convocatoria del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en la que, probablemente, sí explicará el documento por el que se regirá el sector. Eso sí, «moitas das medidas que se están a esixir xa están implantadas», aclaró el martes Rueda, para anunciar que, seguramente, la mayoría de los locales decidirá estar en nivel máximo de seguridad y, por lo tanto, tendrá las mínimas restricciones.

Si se confirma su aprobación, habrá un tiempo prudencial para que los hosteleros puedan adaptarse y para que los clientes conozcan las normas, pero la intención es que entre en vigor este mes de septiembre, lo antes posible. El borrador del nuevo protocolo fue consensuado con las cuatro asociaciones de hostelería provinciales y el Clúster de Turismo.