Galicia entra en agosto en situación de riesgo extremo por el virus

M. pérez / r. romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Punto habilitado en Ribeira para hacer el test de antígenos
Punto habilitado en Ribeira para hacer el test de antígenos CARMELA QUEIJEIRO

El resto de España también está en rojo, pero la situación general, a diferencia de la comunidad, indica una contención

02 ago 2021 . Actualizado a las 09:03 h.

Martes 27 de julio. La quinta ola de coronavirus toca techo en España con una incidencia a 14 días de 701,92 casos por 100.000 habitantes. A partir de esa fecha la epidemia parece contenerse con una leve, pero sostenida caída en los contagios durante tres días consecutivos -la IA el viernes, el último día en que se publicaron datos, fue de 687- que indican un probable, aunque lento descenso. Galicia, sin embargo, se aleja de la fotografía general y finaliza el mismo período con un muy leve repunte -la IA pasó de 674,7 a 674,9-, pero en ascenso al fin y al cabo, lo que se traduce que aún no ha alcanzado el pico de contagios, algo que se espera que ocurra esta semana, según las previsiones del comité clínico.

Pero, de una forma o de otra, la tozuda realidad pandémica indica que tanto Galicia como España ha entrado en el mes de agosto en una situación de riesgo extremo de coronavirus si se atiende a los indicadores principales de seguimiento del covid del Ministerio de Sanidad, en los que no solo se tiene en cuenta la incidencia de los contagios, sino también la positividad de las pruebas, el porcentaje de casos con trazabilidad y la utilización de los servicios sanitarios, tanto los ingresos en hospitalización convencional como en las ucis.

De esta radiografía Galicia sigue muy mal parada en cuanto a la incidencia, ya que más que duplica el nivel extremo, situado a partir de 250 infecciones por 100.000 habitantes a 14 días o demás de 125 a siete. En este último indicador, la comunidad se sitúa en 319,5, por encima de la media nacional de 302, lo que significa que está un poco más lejos que el resto de España en su conjunto en superar las cadenas de transmisión del virus.