Los test de antígenos de las farmacias gallegas servirán para ir a bares y pubs

María Hermida
María Hermida REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

CESAR QUIAN

Los farmacéuticos firmaron un convenio con la Xunta y las boticas empezarán el jueves a expedir certificados de los que den negativo. El gran problema es la escasez de pruebas

01 sep 2021 . Actualizado a las 11:55 h.

La semana pasada, la Xunta dio a conocer una medida para frenar el covid que implica un cambio abismal con respecto a la hostelería: los bares y restaurantes ya no se cierran cuando se disparan los casos en un municipio, pero para acceder al interior de los locales hay que presentar un certificado de vacunación, una prueba de covid negativa o un papel que acredite que se pasó el virus en los últimos seis meses. La medida asustó a algunos y crispó a otros, que incluso amagaron con rebelarse ante esta norma. Pero lo cierto es la medida se mira en el espejo de lo que están haciendo en casi todos los países de la Unión Europea. Y que hoy mismo Alberto Núñez Feijoo en que es la única alternativa para que el sector no baje la reja en los municipios donde el covid no da tregua. 

Muy pronto, posiblemente desde pasado mañana, jueves, las personas de entre 13 y 35 años que no estén inmunizadas o no pasasen el covid lo tendrán más fácil para hacerse un test que les sirva para presentar en un local hostelero, llámese un restaurante, bar o pub. Todo de la mano de las farmacias.

Los colegios farmacéuticos gallegos cerraban hoy un convenio con la Xunta, que inmediatamente fue enviado a los colegiados, y que probablemente entre en vigor ya el jueves. Este acuerdo, de estrecha colaboración entre el Sergas y las boticas, hará que los test de antígenos que se venden en las farmacias a precios accesibles -van desde los siete a los diez euros- sirvan para ir a la hostelería. Ya que, si el resultado es negativo, el farmacéutico expedirá un certificado al cliente que así lo pida.