Los adolescentes agotan en pocas horas las 11.000 autocitas para vacunarse

J. V. Lado / E. Álvarez REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Los primeros veinteañeros citados el jueves en Santiago esperan su turno para la vacuna
Los primeros veinteañeros citados el jueves en Santiago esperan su turno para la vacuna XOAN A. SOLER

Sanidade admite que abrió el registro por error antes de anunciarlo y niega que se filtrase información

23 jul 2021 . Actualizado a las 18:43 h.

Si las primeras 5.900 autocitas de vacunación para jóvenes y adolescentes de 16 a 19 años se agotaron en horas, cuando aún no se había hecho pública la apertura del registro, las 11.000 de este viernes también duraron un suspiro. Aunque el Sergas no ha precisado en cuanto tiempo se agotaron, numerosos usuarios constatan que los primeros las consiguieron sobre las nueve y antes del mediodía ya no quedaban.

En cualquier caso, esas horas fueron una auténtica carrera para decenas de miles de familias en Galicia. La Consellería de Sanidade ya había recordado el jueves que, ante «as dificultades que está a experimentar a app Sergas Móbil», se podía acceder a las citas a través de la web. Aun así, se sucedieron las quejas porque en el sistema se acumulaban los mensajes de error y las esperas de varias horas, mientras los usuarios intercambiaban en las redes -ya desde la siete de la mañana- mensajes sobre cuál era la mejor forma para acceder. Al final, quedaron las congratulaciones de los que consiguieron la cita, la indignación de los que no y numerosas críticas y bromas sobre el funcionamiento del sistema, y sobre la priorización del grupo de 16 a 19 años cuando apenas hay vacunados por edad de 20 a 29.

Una metodología que defendieron tanto Feijoo el jueves como el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, este viernes, por la alta incidencia de contagios que hay entre los más jóvenes y porque «o sistema de autocita o que pretende é cubrir os ocos de persoas que por algún motivo non van vir e que temos estudada a porcentaxe que é», según señaló Comesaña.