Pfizer y AstraZeneca son casi tan efectivas contra la cepa india como contra la británica

Melchor Sáiz-Pardo COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

Bienvenido Velasco

Un estudio de la sanidad británica desmiente los pesimistas datos de Israel sobre un bajón en la eficacia contra la variante india

22 jul 2021 . Actualizado a las 16:12 h.

La inoculación de la pauta completa (dos pinchazos) de la vacuna de Pfizer (la BNT162b2) o de AstraZeneca (la ChAdOx1 nCoV-19) es casi tan efectiva contra la variante delta (cepa india), mayoritaria ya en España y en numerosos países europeos, que como contra la mutación Alfa (cepa británica), que fue predominante en casi todo el mundo la pasada primavera. Esa es la principal conclusión de un estudio de una decena de científicos vinculados al Servicio de Salud Pública de Inglaterra (PHE) y que han analizado 38.592 casos secuenciados de personas con covid sintomático de ambas mutaciones.

Según el informe, que ha sido publicado en las últimas horas en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine, los dos pinchazos de Pfizer confieren una protección del 88 % para prevenir la covid sintomática provocada por la variante delta, frente al 93,7 % de inmunidad que confiere contra el linaje alfa, que en España, como en el resto de los países europeos, está en franco retroceso, hasta el punto de que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades apunta que a finales de agosto la variante india será la responsable del 90 % de los contagios.

 El estudio de los especialistas de la PHE aumenta significativamente los datos preliminares sobre la efectividad de AstraZeneca, aunque siempre por debajo de la eficacia de Pfizer/BionTech. Según el ensayo, la pauta completa de la profilaxis de la Universidad de Oxford es efectiva en un 67 % contra la mutación india (era solo de un 60% en los primeros análisis) frente al 74,5 % contra alfa.

El estudio resalta la baja protección contra delta con la pauta incompleta, como ya habían hecho otros informes sobre variantes anteriores. Así, una dosis de la inyección de Pfizer tiene una efectividad del 36 % y una inyección de la vacuna de AstraZeneca presenta una efectividad de alrededor del 30 %. «Nuestro hallazgo de una eficacia reducida después de la primera dosis respaldaría los esfuerzos por maximizar la absorción de la vacuna con dos dosis entre los grupos vulnerables en el contexto de la circulación de la variante Delta», apuntaron los investigadores a modo de conclusión.

Este estudio -explicaron responsables de Sanidad- confirma la decisión de las autoridades sanitarias españolas de intentar acortar por debajo de las doce semanas el segundo pinchazo de AstraZeneca para los sexagenarios, que es la única cohorte de edad a la que ha quedado reservada la profilaxis de la Universidad de Oxford tras los problemas con los trombos en personas de mediana edad, particularmente mujeres.

En Sanidad, además, consideran que el informe de la Sanidad Pública británica es «coincidente» con los datos recopilados en las últimas semanas por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave), según los cuales solo el 5,5% de los infectados estaba vacunado con la pauta completa, un 11,4% solo había recibido un pinchazo y el 83,1% no había sido inoculado.

Importante caída

 El estudio británico matiza los datos facilitados a principios de julio por el Ministerio de Sanidad israelí que sostuvo que la eficacia de la vacuna de Pfizer/BionTech se ha visto reducida del 94,3% -que presentaba entre el 2 de mayo y el 5 de junio- hasta el 64% a partir del 6 de junio, cuando la cepa india comenzó a desembarcar con fuerza en el país, en el que ahora ya tiene una prevalencia del 90 %.

Eso sí, la efectividad de la fórmula de Pfizer para evitar las hospitalizaciones y los casos más graves de coronavirus (los mortales entre ellos) sí se mantenía sobre el 93%, de acuerdo con las estadísticas del Ejecutivo israelí.