Sanidade estudia limitar las reuniones privadas y no poner nuevas restricciones a la hostelería

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO

SOCIEDAD

JOSE PARDO

Hoy se reúnen los miembros del comité clínico para analizar la evolución de la pandemia, que en tres semanas ha triplicado los hospitalizados

20 jul 2021 . Actualizado a las 10:11 h.

Acudir al foco del contagio y hacerlo con medidas rápidas y contundentes. Eso es lo que pretenden la Consellería de Sanidade y el comité clínico, que esta tarde se reúnen para analizar la evolución de la pandemia de coronavirus en Galicia. Y no son datos optimistas, ni mucho menos, después de varios días consecutivos con más de un millar de nuevos contagios y 140 hospitalizados, el triple que hace tres semanas.

Con este panorama los expertos sanitarios han elaborado una propuesta que llevarán hoy al comité. La propuesta pasa por intentar evitar las concentraciones de jóvenes, también en el ámbito privado. Ya lo advirtió el presidente de la Xunta la semana pasada, «no descartamos medidas restrictivas que puedan afectar a derechos fundamentales en las próximas semanas», dijo Feijoo. Se trataría, de salir adelante este planteamiento, de prohibir las reuniones de más de diez personas en exterior y seis en interior, siempre que el TSXG avale esta medida, ya que necesita respaldo judicial. Esta decisión se suma al precintado de zonas habituales de botellón, que entró en vigor hace unos días y que persigue el mismo objetivo, evitar reuniones incontroladas de personas, sobre todo de jóvenes, ya que es el colectivo en el que se concentran los positivos.

Las medidas en el sector de la hostelería y el ocio nocturno van en otra dirección. Se ha comprobado que no son el foco de los contagios, por lo que ni el comité ni la Xunta quieren seguir penalizando estos ámbitos. De ahí que se proponga una «hostelería segura», a modo por ejemplo de lo que ocurre en Francia, en donde a partir del 1 de agosto será obligatorio el carné de vacunación para entrar en bares y restaurantes. En Galicia, además del carné podría presentarse también una prueba PCR o de antígenos. Esto permitiría que los locales puedan seguir abiertos aunque el concello suba de nivel, algo que ocurrirá esta semana ya que los contagios están desbocados.