Vuelve el caos jurídico por los fallos contradictorios sobre el toque de queda

Melchor Sáiz-Pardo COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

La Justicia avaló el toque de queda en varios municipios valencianos
La Justicia avaló el toque de queda en varios municipios valencianos Manuel Bruque

La justicia tumba las restricciones nocturnas en Canarias tras aceptarlas en Valencia, mientras Cataluña y Cantabria también piden permiso a los TSJ para aplicarlas

15 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Vuelve la inseguridad y el caos jurídico de las comunidades para hacer efectivas las restricciones de derechos fundamentales sin el parapeto del estado de alama. Apenas 48 horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) diera el visto bueno a la imposición de los toques de queda en los 32 municipios más castigados por la quinta ola del coronavirus en la región, el TSJ de Canarias falló en sentido contrario y rechazó la petición del Ejecutivo insular de limitar la movilidad nocturna entre las 00.00 y las 06.00 horas en aquellas islas que se encuentren en nivel de alerta tres por la pandemia (en este caso Tenerife). En ambos casos, las peticiones de restringir libertades de las administraciones autonómicas contaban con el apoyo de la Fiscalía.

Los fallos contrapuestos se producen en un momento especialmente complicado de la quinta ola y cuando otras dos comunidades, Cantabria y Cataluña, iniciaron este miércoles los trámites para limitar la movilidad nocturna sin estado de alarma para pedir el aval a sus respectivos tribunales superiores. En la segunda, el Govern anunció a útima hora que decreta el toque de queda en 158 municipios a partir del fin de semana. Una decisión que también depende de los tribunales. 

En el fallo de los jueces canarios que amaga con otro guirigay jurídico de consecuencias imprevisibles se rechaza la reclamación del Ejecutivo de Ángel Víctor Torres al considerarla desmesurada por ser una limitación indiscriminada del derecho a la libre circulación. Y todo ello, a pesar de que esta demanda era una petición muy similar a la que había que había hecho el Govern de Ximo Puig de establecer toques de queda entre las 1 y las 6 horas solo en los municipios con mayor incidencia y que sí fue aceptada por los magistrados valencianos al considerarlas «equilibradas», al tiempo de cumplir con el «juicio constitucional de proporcionalidad».