Victoria Rosell defiende que el acoso callejero sea delito leve en la ley, diferenciándolo del piropo

La Voz

SOCIEDAD

Jesús Hellín

«Se trata de realizar gestos o emitir expresiones que no están penadas de otro modo y que en absoluto se pueden equiparar a un piropo», ha insistido la delegada del Gobierno.

07 jul 2021 . Actualizado a las 16:47 h.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha defendido que el acoso callejero esté tipificado como delito leve en la Ley de Garantías de la Libertad Sexual, conocida como Ley de 'solo sí es sí', y ha pedido que no se equipare este comportamiento a un piropo que un hombre le pueda decir a una mujer. Tal y como informa Europa Press, Rosell se ha referido a algunas informaciones críticas con la punición como delito leve de este acoso ocasional y que, a su juicio, se «llega a denominar indebidamenente como piropo» en algunas ocasiones.

En el proyecto de ley aprobado este martes en el Consejo de Ministros, se considera autor de un delito leve a quienes «se dirijan a otra persona con expresiones, comportamientos o proposiciones de carácter sexual que creen a la víctima una situación objetivamente humillante, hostil o intimidatoria, sin llegar a constituir otros delitos de mayor gravedad».

«Se trata de realizar gestos o emitir expresiones que no están penadas de otro modo y que en absoluto se pueden equiparar a un piropo», ha insistido la delegada del Gobierno.