El repunte de contagios en los jóvenes amenaza al grupo de entre 60 y 69 años

Álvaro Soto COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

ALBERTO LÓPEZ

La baja tasa de vacunación de este colectivo será el mayor peligro de la nueva ola, que no obstante, no saturará las ucis

05 jul 2021 . Actualizado a las 14:04 h.

La quinta ola de covid-19 que asoma por el horizonte en España no se parecerá a las cuatro previas. En las anteriores, el repunte de los contagios y de la incidencia acumulada provocó un seísmo en los hospitales y amenazó a las ucis con el colapso. Ahora, la curva de la pandemia sube tan rápido como, por ejemplo, en la tercera ola, después de Navidad: se registran 12.000 contagios diarios, el triple que apenas hace una semana, y la incidencia aumenta 18 puntos al día, como lo hacía a mediados de enero. Sin embargo, nadie espera que las consecuencias sean tan dramáticas como lo fueron entonces (20.000 muertos solo en enero y febrero).

El hecho de que la edad media de los positivos, en este inicio de verano, se sitúe por debajo de los 30 años es una buena noticia porque en esa franja de edad, el covid-19 tiene menos riesgos para el propio contagiado y para el sistema. Pero eso no significa que esta nueva explosión de casos no vaya a tener consecuencias en el Sistema Nacional de Salud ni tampoco que todos los infectados vayan a salir indemnes.

La presión hospitalaria está ahora en los niveles más bajos desde el 22 de octubre, cuando el Ministerio de Sanidad comenzó a ofrecer esta información, y con toda probabilidad, también en mínimos de la pandemia. El número de camas ocupadas por pacientes covid se sitúa en el 1,99 % y en las unidades de cuidados intensivos, en el 6,39 %. Como comparación, el 1 de febrero, en el pico de la tercera ola, la ocupación de camas estaba en el 24,96 % y en el 45,30 %, respectivamente, casi duplicando los niveles que el semáforo covid del Ministerio de Sanidad marcaba como riesgo extremo (15% y 25%). Entonces sí, los hospitales volvieron a una gran tensión que ya no volverá a repetirse. En este sentido, la vacunación lo ha cambiado todo.