No llevar la mascarilla en aglomeraciones podrá ser multado con hasta 100 euros

Melchor Sáiz-Pardo, Álvaro Soto COLPISA / MADRID

SOCIEDAD

Oscar Vázquez

El Gobierno mantiene intacto el régimen sancionador de la ley de la nueva normalidad que prevé sanciones por infracciones a la Ley General de Salud Pública

24 jun 2021 . Actualizado a las 14:37 h.

No llevar la mascarilla en aglomeraciones en el exterior o interactuar en la calle con otras personas que no sean de la burbuja social más próxima a menos de 1,5 metros podrá ser sancionado con una multa de hasta 100 euros. Carolina Darias anunció hoy que la reforma de la denominada ley de nueva normalidad mantiene intacto el artículo 31 de esa norma, que es el que establece que «el incumplimiento de las medidas de prevención y de las obligaciones establecidas» en esta ley pueden ser incluso consideradas «infracciones administrativas en salud pública» y por tanto «sancionadas» según lo dispuesto por la Ley General de Salud Pública con ese límite de 100 euros, por ser una infracción leve. Se trataría de la menor multa prevista en la normativa sanitaria por ser un incumplimiento de la normativa sanitaria vigente pero con“repercusiones de una «incidencia escasa o sin trascendencia directa en la salud de la población».

A la espera de conocer la literalidad exacta del texto que se publique en el BOE, la ministra Carolina Darias dio a entender que no habrá sanción por no llevar el tapabocas en el bolsillo, sino por ser sorprendido sin esta protección a mano en una situación en la que sea obligatoria, como pudiera ser toparse con una muchedumbre o una conversación con un conocido en la vía pública sin la pertinente distancia.

 «Es obligatorio llevar la mascarilla en aquellos supuestos en que establece la ley», se limitó a señalar Carolina Darias quien aconsejó «llevarla encima, aunque no siempre esté puesta». «Si vamos a pasear por nuestro entorno no, pero si vamos a coger el transporte público, pues sí. Será conveniente llevarla siempre encima para cumplir lo que dice esta modificación», insistió la titular de Sanidad, quien hizo especialmente hincapié en que seguirá siendo obligatoria en autobuses, trenes, metros, aviones, teleféricos, barcos (excepto en camarotes privados y cubiertas en las que se pueda mantener la distancia) y en cualquier transporte colectivo de más de 9 personas.