Las normas del Gobierno para la mascarilla: no será obligatoria para usuarios de residencias si el 80 % están vacunados

La Voz / Efe

SOCIEDAD

CARMELA QUEIJEIRO

Los trabajadores de los centros y las visitas sí que tendrán que usar esta protección; los asistentes a un concierto podrán prescindir de ella solo si están sentados y respetando el metro y medio de distancia

23 jun 2021 . Actualizado a las 20:19 h.

La mascarilla dejará de ser obligatoria en residencias y espacios institucionalizados donde el 80 por ciento de los usuarios estén vacunados, pero sí será obligada para los trabajadores de esos centros y la personas que hagan visitas; y lo mismo ocurrirá en servicios esenciales, como un parque de bomberos. En rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial de Salud, Darias ha relatado el contenido del real decreto que aprueba este jueves el Consejo de Ministros y que establece que la mascarilla no será obligatoria en exteriores «siempre y cuando se respete una distancia de seguridad de 1,5 metros» pero sí será de uso obligado si hay aglomeraciones de personas, que impiden mantener la distancia de seguridad.

Además, seguirá siendo obligatoria en espacios cerrados públicos (como una biblioteca) o espacios cerrados de uso público, como una farmacia o un supermercado y en los transportes públicos tanto en avión, autobús o metro. No será obligatorio para los pasajeros de barco y buque en su camarote y tampoco cuando estén en cubierta y se pueda mantener la distancia de metro y medio. Y lo será en los eventos multitudinarios como un concierto, pero si ese evento es sentado y se respeta el metro y medio de distancia, no se exigirá.

Darias ha subrayado que se trata de una medida de «flexibilización, gradual y prudente» y ha recordado que solo se ha anulado la posibilidad de llevar mascarillas en lugares de bajo riesgo de transmisión. Sobre la posibilidad de que sea obligatorio llevar una mascarilla a mano por si hay que utilizarla en exteriores, la ministra no ha aclarado si será obligatorio o una recomendación y se ha remitido a lo que recoja el decreto que aprobará este jueves el Gobierno. El plan del Ejecutivo central, anunciado por previamente por Pedro Sánchez en Cataluña, llega con polémica, porque el Ministerio de Sanidad no trasladó el martes a las comunidades el borrador sobre las nuevas normas de las mascarillas para que pudieran conocer los detalles antes de la reunión del consejo interterritorial.