Los psicólogos advierten sobre el síndrome de la cara vacía

redacción / la voz

SOCIEDAD

La mascarilla deja de ser obligatoria en exteriores
La mascarilla deja de ser obligatoria en exteriores MARCOS MÍGUEZ

Afecta a las personas que se sienten inseguras cuando retiran la protección de su rostro

22 jun 2021 . Actualizado a las 18:39 h.

El próximo día 26 de junio la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores, una noticia que ha puesto en alerta a los psicólogos y que trae consigo la aparición del síndrome de la cara vacía, un conjunto de problemas que se manifiesta en las personas que se sienten inseguras cuando no llevan nada que les protege la cara ante posibles contagios de coronavirus.

La psicóloga y miembro del Instituto Europeo de Psicología Positiva de Madrid, Sonia Castro, señaló a Europa Press que no hay un tratamiento «eficaz y concreto» para combatir este síndrome y ha explicado que lo que se debe hacer es «dotar de un aprendizaje de ciertas herramientas y estrategias» a aquellas personas que padezcan este síndrome para así poder manejar el miedo y la ansiedad que les produce la retirada de la mascarilla.

La aproximación sucesiva es una de las estrategias que resultan eficaces, según Castro. «Es una estrategia para que, poco a poco, nos acostumbremos a la situación que provoca miedo y ansiedad, hacerlo de manera muy gradual, muy flexible». En este sentido, ha señalado que todo depende de la persona y de en que situaciones nos sentimos más cómodos.

«No es lo mismo si estoy vacunado, si convivo con personas que lo están, si en mi familia hay personas con patologías complicadas», ha explicado Sonia Castro a la vez que ha apelado al sentido común y a la responsabilidad individual. Castro ha querido recordar que hace un año y medio aprendimos a convivir con la mascarilla, «algo impensable», y ha explicado que el ser humano tiene la capacidad de adaptarse a todo tipo de situaciones. Con tiempo y teniendo los recursos que el ser humano tiene, nos vamos a poder adaptar. «Hacerlo de manera gradual, muy flexible, poco a poco y sobre todo potenciar los recursos que la persona tiene, ya sea la resiliencia, las habilidades sociales, ya sea desde el sentido común y desde las fortaleza».

En esta misma línea, ha destacado que el síndrome de la cara vacía no es una enfermedad mental ni un trastorno además de no estar tipificado en los manuales de diagnóstico.

Cómo reconocer el síndrome

La psicóloga Sonia Castro ha explicado que hay tres características que son las más frecuentes para reconocer que padecemos el síndrome de la cara vacía: miedo a contagiar o ser contagiado, la sensación de inseguridad al no llevar la mascarilla o sentirnos incómodos si interactuamos con alguien que no la lleva.

Estas tres características, según Castro, son las que nos hacen daros cuenta «que podemos tener miedo, que no nos atrevemos a quitarnos la mascarilla y evitamos los contactos sociales». Por ello ha querido mandar un mensaje de calma ante la aparición de este síndrome porque es una sensación «completamente normal».