El ocio nocturno presenta una propuesta de reapertura con pasaporte de vacunación

redacción LA VOZ

SOCIEDAD

Mariscal

Proponen abrir las pistas de baile con mascarillas e ir ampliando horarios a medida que mejore la situación, para estar abiertos al 100 % a finales de agosto

23 jun 2021 . Actualizado a las 08:56 h.

El sector del ocio nocturno ha reclamado «valentía» a los responsables políticos para recuperar su actividad, y ha elaborado un plan en el que se aboga por el uso del «pasaporte Covid» y las mascarillas en la pista de baile para eliminar cuanto antes las restricciones en materia de distancia interpersonal.

Su propuesta, presentada este martes, estima que en 2020 cerraron definitivamente 690 discotecas en España (el 46 % del total) y más de 4.200 pubs y bares musicales (un 28 %), ya que la inmensa mayoría no pudieron reabrir ni un solo día desde marzo de 2020.

El plan, elaborado por la consultora EY y la plataforma Juntos por la Hostelería —que además de a bares, restaurantes y hoteles aglutina al sector de gran consumo y a la industria alimentaria—, también recoge el interés de los empresarios del ocio nocturno por presentar proyectos para recibir fondos europeos Next Generation.

Según el presidente de la asociación España de Noche, Ramón Mas, las discotecas, salas de concierto y bares musicales «se juegan este verano más de 5.000 millones de euros vitales para la reconstrucción del sector económico más perjudicado por el coronavirus», y ha incidido en que su futuro depende «de las decisiones que adopten las comunidades autónomas» en los próximos días.

Discotecas y pubs apuestan por una «reapertura gradual» que sirva de «dique de contención frente a las actividades irregulares», y en este sentido sus impulsores han recordado las imágenes de fiestas callejeras y botellones registradas en algunas ciudades durante los últimos meses. Han alegado, asimismo, razones relacionadas con la salud mental y los niveles de felicidad de la ciudadanía para promover esta reapertura cuanto antes.

Por todo ello reclaman «recuperar la autenticidad de la experiencia» y que se vaya ampliando sus horarios de apertura conforme avance la vacunación; en un primer momento defienden que se permita el uso de las barras para pedir y recoger las bebidas, pero evitando que la gente pueda consumirlas en estas zonas. También instan a reabrir ya las pistas de baile, aunque con un aforo del 33 % respecto a su capacidad habitual «y haciendo obligatorio el uso de mascarillas».

Respecto a la distancia interpersonal, apuestan por aplicar un metro y medio entre los diferentes grupos aunque confían en que se acabe eliminando este tipo de restricciones a lo largo del verano. La estrategia anunciada este martes también incluye implementar «sistemas de rastreo» y que se deje a los establecimientos que lo deseen poder exigir a los usuarios el certificado de vacunación o un test de antígenos negativo.

Asimismo, el sector defiende que con el actual ritmo de vacunación pronto se alcanzará la inmunidad de grupo —cuando el 70 % de la población haya recibido la vacuna—, por lo que espera estar «abierto al 100 % y con la pista de baile recuperada» para finales de agosto.