La cantante Françoise Hardy, que sufre un cáncer terminal, pide la eutanasia

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Francoise Hardy en una imagen de los años 60
Francoise Hardy en una imagen de los años 60

En Francia el suicidio asistido, que está en el centro del debate político del país, es actualmente ilegal

22 jun 2021 . Actualizado a las 08:50 h.

La cantante francesa Françoise Hardy, que padece un cáncer de faringe terminal, pide que le den la eutanasia en su país, donde actualmente es ilegal. En declaraciones a la revista francesa Femme Actualle, explica lo duro que está siendo el tratamiento administrado. Sometida a radioterapia, describe los efectos secundarios como una pesadilla.

Así lo explica en la citada publicación: «Me pudrieron la vida durante dos años y me debilitaron cada vez más por la ausencia de saliva, la falta de irrigación de toda la zona otorrinolaringológica, sequedad general y hemorragias nasales, y otros problemas asociados. También se ha producido una disfunción tiroidea. En cuanto al tímpano y las secreciones de la otitis serosa, me he quedado sorda». «Mi sufrimiento físico ya ha sido tan terrible que tengo miedo de que la muerte me obligue a pasar por un sufrimiento físico aún mayor», añade en la entrevista.

Meses después de anunciar su retirada de los escenarios y los estudios de grabación debido a las terribles secuelas del cáncer que se le diagnosticó en el 2018, la también modelo y actriz, musa de la Francia de los sesenta, quiere que la ayuden a morir como ella ayudó a su madre.

Con 77 años, la intérprete de Tous les garçons et les filles detalla en la entrevista el sufrimiento que padece y su demanda de ayuda «cuando no pueda soportarlo más». Lo hace tras medio centenar de sesiones de radioterapia y de sufrir «graves problemas respiratorios, crisis de asfixia y hemorragias nasales interminables». Con dolores que la morfina ya no calma, Hardy no puede hablar, no produce saliva y apenas puede tragar.

Françoise Hardy es una de las grandes cantantes de la música francés. Se hizo célebre en con la canción Tous les garçons et les filles y, durante su carrera, combinó la música con el cine y la moda. En la actualidad tiene 77 años

Hardy, que ha solicitado la legalización de la eutanasia en Francia, es consciente de que, debido a su notoriedad, ningún médico querrá arriesgarse a llevar a cabo una práctica ilegal con ella. «No lo pido para que los médicos accedan a cada demanda que se produzca, sino para acortar el sufrimiento innecesario de una enfermedad incurable desde el momento en que se vuelve insoportable. Cuando mi sufrimiento sea todavía más insoportable, lamentablemente no tendré el alivio de saber que me puedo aplicar la eutanasia. Francia es inhumana en ese aspecto», denuncia.