Alertan de «actitudes eufóricas» con el alcohol en jóvenes para recuperar el verano perdido

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Restos de botellón en los jardines de Méndez Núñez de A Coruña en una imagen de archivo
Restos de botellón en los jardines de Méndez Núñez de A Coruña en una imagen de archivo Emiliano Mouzo

Los especialistas se muestran preocupados por la posible «reacción colectiva, desmedida y descontrolada» en los próximos meses

17 jun 2021 . Actualizado a las 19:00 h.

Ante el miedo de que los jóvenes vean en este verano una oportunidad para resarcirse de todas las restricciones y limitaciones sufridas en pandemia, al Asociación DUAL, ha lanzado la campaña ¿Te falta un verano? Financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, pretende alertar del peligro de tener actitudes eufóricas y conductas desinhibidas con el alcohol, tal y como informa Europa Press.

«Nos estamos dirigiendo a este verano con cierta ansiedad, como si fuera el hito que certifica el final de la pandemia, y nos preocupa la reacción colectiva, desmedida y descontrolada de muchos jóvenes con el alcohol», afirma Raúl Izquierdo, psicólogo y director técnico de Asociación DUAL. «Estamos hablando de que no pudimos disfrutar del verano pasado en plenitud, no hemos podido celebrar la Navidad, no hemos podido celebrar la Semana Santa, no se han podido celebrar cumpleaños, ni encuentros familiares o de amigos, con lo cual se está gestando un verano de descontrol, de desmesura y de euforia que nos parece especialmente peligroso», advierte Izquierdo.

«Existe además una necesidad compartida de recuperar el verano pasado y no perderse el verano presente. Todos necesitamos vacaciones como un oasis prometido de relajación, de intranscendencia, de festividad y, en nuestra cultura, contamos con una pócima mágica para estos fines que es el alcohol», añade.

Izquierdo manifiesta su preocupación por el modelado que puedan ejercer los adultos y la influencia negativa en los menores. «A veces los adultos no damos el mejor de los ejemplos. (...) La presión social para los jóvenes este verano de cara a iniciarse en el consumo de alcohol o reincidir en él va a ser descomunal: mucho más intensa; y reforzada mediáticamente», explica.

Falsa sensación de seguridad

«En ocasiones, los adolescentes pueden llegar a percibirse como un segmento de población segregado del resto en cuanto a la problemática relacionada con la pandemia, experimentado una falsa sensación de infalibilidad», lamenta el psicólogo, quien lo reconoce que la pandemia ha afectado de manera «muy intensa» a los adolescentes. «La adolescencia es el momento en que están construyendo sus referentes, su segunda familia y necesitan socializar como una impronta», asegura.

Por su parte, Joan Ramón Villalbí, delegado del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas (PNSD), avanza que están desarrollando un cambio normativo centrado en los problemas que el alcohol plantea a los menores de edad. «Queremos promover una prevención ambiental para que sea menos fácil que los menores accedan al alcohol», explica.

Villalbí expresa su deseo de que responda a la exigencia social y que cuente con el apoyo mayoritario de todos los grupos. «El texto en el que estamos trabajando viene de una petición de las Cortes donde se aprobó una ponencia sobre alcohol y menores, por consenso general y transversal», comenta.

A su vez, el delegado del PNSD indica que el consumo de alcohol en menores ha bajado durante la pandemia y define la práctica del botellón como un «fenómeno complejo» que plantea muchos retos. «Lo más preventivo es que los adolescentes tengan cosas interesantes que hacer y que no pasen mucho tiempo sin supervisión», sugiere, al tiempo que recuerda que en muchos países está prohibido beber en la calle fuera de las terrazas de los establecimientos hosteleros.