Voz Natura premia el trabajo medioambiental que superó los obstáculos de la pandemia

Javier Becerra, Maica Simón REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Los profesores de los seis centros premiados en los premios Voz Natura 2020-2012.
Los profesores de los seis centros premiados en los premios Voz Natura 2020-2012. MARCOS MÍGUEZ

Los estudiantes participaron en la gala de manera telemática desde sus centros escolares

12 jun 2021 . Actualizado a las 13:12 h.

Un curso tan anómalo y lleno de dificultades como el que está a punto de concluir, solo se puede sacar adelante con ganas e imaginación. El proyecto Voz Natura se vio inmerso en todo ello, pero no se resintió en ningún momento. Ayer en el Museo de la Prensa de La Voz se ponía el punto y seguido, celebrando el acto de entrega de Premios Voz natura 2020-2021. Y tal y como confirmaba en la presentación la periodista Loreto Silvoso, todo se desarrolló a la perfección, pese a los obstáculos. «Os proxectos seguiron adiante, a pesar das restricións. Os nosos axentes ambientais seguiron coidando os ecosistemas, concienciando, investigando e traballando no Camiño de Santiago, o tema central deste curso», dijo.

Un comité científico seleccionó a los seis ganadores de esta edición. Debido a las circunstancias y por motivos de seguridad, la gala fue mínima, sin los estudiantes y con la única presencia de un docente de cada centro premiado. Los alumnos intervinieron de manera telemática, siguiendo la gala desde sus centros escolares.

El gran premio Galicia de Voz Natura, dotado con 5.000 euros para actividades ambientales y patrocinado por la Consellería de Medio Ambiente y Sogama, correspondió al IES de Sar de Santiago. El trabajo se centró en su ciudad, ofreciendo soluciones para erradicar la contaminación visual del centro urbano, realizando mediciones de gas radón, estudiando la flora en las paredes de Belvís y analizando el estado ambiental de las aguas del río Sar. El jurado valoró el trabajo en equipo y la rigurosa aplicación del método científico de un proyecto muy detallado. Además, los alumnos estudiaron la posible contaminación del propio centro o la potabilidad de cinco fuentes del barrio del Sar, entre otras actuaciones.

El galardón al mejor proyecto infantil, con el mismo patrocinio y una dotación de 2.000 euros, correspondió a la Escola de Educación Infantil San Roque de Viveiro, por su trabajo Reciclando faise camiño. Se trata de un proyecto organizado en tres secciones -caminos y camino de mar, reciclaje y naturaleza- que sobresale por el impacto didáctico que tiene en los más pequeños. Entre sus actividades se incluye un cortometraje de animación, trabajos sobre la simbología del Camino de Santiago y el cuidado de su huerto ecológico.

Cuatro ganadores provinciales

Los premios pertenecientes a cada provincia tienen una dotación de 2.000 euros cada uno y el patrocinio de Gadisa. En A Coruña el ganador fue el proyecto Plantando Camiño del CEIP San Pedro de Visma. Se trata de una imaginativa acción en la que recrearon la experiencia del Camino de Santiago dentro de los límites del colegio. Para ello, diseñaron un trazado de quinientos metros de longitud, desde el que ver los diferentes ambientes creados en el marco del proyecto de centro que desarrollaron. Cada aula caminaba dos kilómetros semanales, de modo que el conjunto del centro pudiera hacer en 38 etapas los más de 900 kilómetros del Camino del Norte.

El IES San Rosendo de Mondoñedo logró el galardón Voz Natura correspondiente a la provincial de Lugo. En el departamento de actividades agrarias de ese instituto nació la idea de integrar a toda la comunidad escolar en un proyecto interdisciplinar relacionado con la parte del Camino de Santiago que pasa por Mondoñedo. Este trabajo estudia el Camino desde distintos puntos de vista: paisajístico, arquitectónico, social, botánico-medicinal y ambiental. Los participantes recorrieron la ruta y evaluaron la calidad de las aguas, la fauna, la flora y el paisaje. Posteriormente, integraron sus datos en un mapa virtual.

En la provincia de Ourense destacó el Colexio Miraflores. Aquí se incentivó el despertar ecológico de sus alumnos, con actividades de reciclaje y reforestación, pasando por el compostaje, las plantaciones en su huerto escolar y la creación de hoteles de insectos. Ajustándose al hilo conductor de esta convocatoria, los participantes investigaron sobre el Camino de Santiago y concienciaron a su comunidad de la necesidad de protegerlo.

Por último, en la provincia de Pontevedra fue elegido el trabajo Camiñando, llevado a cabo en el CEIP da Espiñeira de Aldán, en Cangas do Morrazo. Su plan incluía actividades de cuidado de la carballeira del centro, de reciclaje y reutilización de materiales, de aprendizaje a través de su charca y observatorio de aves y de protección de la biodiversidad.