El Parlamento Europeo apoya que se suspendan las patentes para que las vacunas lleguen a países de rentas medias y bajas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Una enfermera prepara la vacuna de Pfizer en el Ifevi
Una enfermera prepara la vacuna de Pfizer en el Ifevi M.MORALEJO

Propone que los gobiernos obliguen a las farmacéuticas a ceder temporalmente sus derechos a un precio «asequible»

10 jun 2021 . Actualizado a las 13:14 h.

El Parlamento Europeo (PE) mostró este jueves su apoyo a la celebración en la Organización Mundial del Comercio de unas negociaciones con vistas a suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el coronavirus, para que estas lleguen a países de renta media y baja donde un porcentaje escaso de la población ha accedido a la inmunización.

En concreto, la resolución no legislativa pide el apoyo a unas negociaciones «proactivas, constructivas y basadas en textos concretos» hacia una suspensión temporal del acuerdo que rige los derechos de propiedad intelectual en la Organización Mundial del Comercio para ampliar el acceso global a las vacunas. El reclamo se incluye en una enmienda impulsada por los Verdes y aprobada por la mínima (325 votos a favor, 324 en contra) después de que las negociaciones para consensuar la resolución dejasen fuera inicialmente el apoyo explícito de la Eurocámara a este reclamo. Concretamente, resolución en su conjunto salió adelante por 355 votos a favor, 263 en contra y 71 abstenciones,

El texto aprobado por el Parlamento Europeo apunta a que «las circunstancias excepcionales requieren soluciones excepcionales» y pide que se le dé prioridad a «la disponibilidad y asequibilidad de los productos sanitarios relacionados con la covid-19, al aumento de la producción de vacunas contra la covid-19 y a la distribución geográfica mundial de la capacidad de fabricación». Luego, el texto aprobado indica: «La política comercial internacional debe cumplir una función motriz en este empeño, facilitando el comercio de materias primas y productos médicos y sanitarios, aliviando la escasez de personal cualificado y experimentado, resolviendo los problemas de la cadena de suministro y revisando el marco mundial de los derechos de propiedad intelectual de cara a futuras pandemias.

En junio de 2021, recuerda el Parlamento, se habían administrado en todo el mundo unos 1.600 millones de dosis de vacunas, la gran mayoría en países industrializados y productores de vacunas, mientras que solo el 0,3 % se han administrado en los 29 países más pobres, en los que vive alrededor del 9 % de la población mundial.

Ante la OMC, la Comisión Europea ha propuesto que los gobiernos puedan obligar a las farmacéuticas a ceder su patente de la vacuna contra la covid-19 a un precio «asequible», como una forma para poder acelerar su producción y aumentar su distribución.

Bruselas, no obstante, rechaza la idea de países como Estados Unidos, la India o Sudáfrica de liberar por completo la patente, porque las farmacéuticas no obtendrían ningún tipo de remuneración y la UE quiere mantener los niveles de protección necesarios para que se pueda seguir innovando contra nuevas variantes del virus o futuras pandemias.

Por otro lado, los eurodiputados instan a Estados Unidos y al Reino Unido a que «supriman inmediatamente» sus prohibiciones a la exportación de vacunas y materias primas y consideran que, en el largo plazo, serán clave las transferencias de tecnología y de conocimiento en la carrera por aumentar y acelerar la producción global de vacunas.