Sanidad deja la hostelería y el ocio nocturno en manos de las comunidades

SOCIEDAD

J. Hellín | EUROPA PRESS

No habrá medidas obligatorias desde el Gobierno, solo recomendaciones

10 jun 2021 . Actualizado a las 09:16 h.

El Gobierno se echará finalmente a un lado en la gestión de la desescalada y aportará solo recomendaciones, nada de normas obligatorias. Tras el espaldarazo de la Audiencia Nacional a Isabel Díaz Ayuso -el tribunal frenó la aplicación en Madrid del acuerdo de restricciones a la hostelería y al ocio nocturno que salió del consejo interterritorial del 2 de junio, publicado el sábado en el BOE-, el Ministerio de Sanidad se puso de nuevo en contacto con los consejeros del ramo y redactó un nuevo protocolo del que llegó a haber incluso dos borradores: uno inicial, que suprimía las limitaciones a la hostelería, y el que definitivamente se consensuó este miércoles, que renunciaba a establecer cualquier tipo de corsé, también a los locales de ocio nocturno, los espacios que más preocupaban en Moncloa. En la práctica, las restricciones tanto a los bares como a los restaurantes, a los pubs, a las discotecas y a los eventos multitudinarios quedan en manos de los ejecutivos autonómicos.

El País Vasco no votó

«La imagen de división no ayuda», admitió la ministra tras la reunión con las comunidades, en la que todas, excepto el País Vasco, que no quiso votar porque considera que ni siquiera puede debatirse un asunto que corresponde a los gobiernos regionales, apoyaron la actualización de la Declaración de actuaciones coordinadas. «Entramos juntos en la crisis y saldremos juntos de ella», manifestó Carolina Darias, reconociendo que el consenso no es fácil, pero que si se busca, se encuentra.

Del anterior encuentro entre Sanidad y los consejeros autonómicos salió un documento con medidas «de obligado cumplimiento», a pesar de haber sido rechazado por hasta cinco territorios. Otros tantos se negaron a acatarlo y se armó la enésima gresca entre la Administración central y las regionales. «El ministerio no impone nada -quiso dejar claro Darias este miércoles-, centra su actuación en la competencia que tiene atribuida, que es la coordinación de la política sanitaria, y en ese contexto hubo una propuesta para actualizar las actuaciones coordinadas, que estaban descontextualizadas, y se constituyó un grupo de trabajo en el que participaron 12 comunidades». Fue el protocolo que redactó este equipo de técnicos el que se elevó al consejo interterritorial. ¿Por qué acabó modificándose? Porque se escuchó a las comunidades y a los sectores afectados, justificó la ministra. Recordó, además, que el hecho de que el texto recoja meras recomendaciones no significa que todo el ocio pueda abrir sin limites horarios, sino que serán las autonomías, en función de su situación epidemiológica, las que determinarán las medidas.

Por tanto, finalmente la Administración central no prohibirá abrir el interior de la hostelería en las zonas con más de 150 casos por cien mil habitantes a 14 días, ni tampoco obligará a dejar de servir en las terrazas a medianoche. En caso de que así lo estime oportuno la comunidad, bares y restaurantes podrán seguir abiertos más tarde de la una de la madrugada y los pubs y las discotecas, más allá de las tres. Igualmente, quedará a potestad de los Ejecutivos regionales establecer aforos, límites de comensales en las mesas y distancias obligatorias entre estas.

La patronal española del ocio nocturno celebró de inmediato la carta blanca del ministerio a las comunidades, considerando que el volantazo de Sanidad resulta «trascendental» para el sector y confiando en que los gobiernos autonómicos elaboren pronto sus correspondientes decretos para reabrir «ya mismo» los locales.

Las nuevas restricciones en Galicia: sin límite en reuniones salvo en la hostelería

tamara montero

Uxía Rodríguez

La mejor situación epidemiológica desde el pasado mes de agosto y el mayor porcentaje de vacunación de población mayor de 50 años empiezan a dejar ver la luz al final de la crisis sanitaria. Salvo variables desconocidas hasta el momento, Galicia encara ya la «fase final» de la pandemia y lo hace con una nueva relajación de las restricciones, especialmente en lo que a reuniones se refiere.

Con prudencia, porque la interacción social es la principal vía de transmisión del coronavirus, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha adelantado que el comité clínico comienza ahora un proceso de actualización del sistema de restricciones que ha venido utilizando durante el último año y medio para adaptarlo a las nuevas circunstancias. El nuevo documento podría ya debatirse en la reunión del próximo martes y podría entrar en funcionamiento, dependiendo de la rapidez de los avances, el próximo sábado día 19, o el 26 de junio.

Seguir leyendo