De Galicia a Portugal, y a la inversa: ¿qué tengo que saber?

M. H. / M. T. REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

RAFAEL MARCHANTE

¿Hay que llevar mascarilla por la calle? ¿Y en las playas? ¿Tengo que llevar un test con resultado negativo para poder entrar?

09 jun 2021 . Actualizado a las 11:51 h.

Siniestro Total volvieron a sonar ayer en la cabeza de muchos gallegos: «Menos mal que nos queda Portugal» era la banda sonora del día. Porque, tras el embrollo monumental que provocó el Gobierno de España, al aprobar una norma sobre los viajes al país vecino de la que se tuvo que desdecir 24 horas después, las autoridades lusas eran las únicas capaces de aportar tranquilidad.

Señalaba el Ejecutivo portugués que no podía ser que, de repente, sin haberles dicho nada, España volviese a poner requisitos para viajar por vía terrestre entre ambos países. Los portugueses llevaban razón. Y la normativa quedó en papel mojado. Así que las vacaciones de miles de gallegos en el país vecino, o a la inversa, siguen el guion previsto.

Viajo en coche a Portugal: ¿tengo que hacerme un test de coronavirus?

No. El Gobierno español lo publicó así en un primer momento, pero se desdijo. Así que se puede cruzar la frontera sin presentar ninguna prueba negativa de covid. Da igual que el ciudadano se haya vacunado o no.

¿Y si viajo en avión o voy a bordo de un crucero?

Entonces sí que es obligatorio presentar una prueba de covid negativa a la llegada a las terminales portuguesas. Incluso hay que presentar esa prueba si únicamente se hace escala en un aeropuerto o un muelle portugués, por ejemplo, a bordo de un crucero que implique visita a una ciudad, población, etcétera. Pero ojo: los lusos ya no tienen que hacer lo mismo cuando lleguen a España. Ellos pueden entrar, vía aérea o marítima, sin prueba de covid si demuestran que han sido vacunados o que se recuperaron del virus. Y por carretera no necesitan ningún papel. A mayores, quienes viajen a Madeira o las Azores deben tener en cuenta que allí hay restricciones especiales. Además, se vaya al aeropuerto portugués que se vaya, hay que presentar un formulario con los datos para estar siempre localizados.

¿Me pueden pedir que haga cuarentena?

No. No está establecida la obligación de cuarentena en Portugal para los ciudadanos españoles. Cosa distinta sería si se produjese un contagio de covid.

¿Me voy a encontrar con restricciones en la hostelería o para circular?

La circulación está permitida dentro del país. Pero sí hay restricciones, al menos hasta el día 13 de junio, en ámbitos como el de la hostelería. Así, los restaurantes, cafés y pastelerías cierran a las 22.30 -serían las 23.30 por la hora española- y solo pueden estar seis personas no convivientes juntas en interiores y diez en exteriores.

¿Hay que llevar mascarilla por la calle o en las playas?

La mascarilla, de momento, sigue siendo obligatoria en Portugal, donde sí se aprecia algo más de laxitud a la hora de llevarla que en España. Por ejemplo, es común que en los bares la retiren desde que entran en el establecimiento hasta que salen, aunque lo recomendable es ponerla el máximo tiempo posible, sobre todo en interiores, donde hay mayor riesgo de transmisión por la concentración de aerosoles. En las playas sí hay que llevar mascarilla, al igual que en España, para los desplazamientos y paseos y también en la toalla si no hay una distancia mínima. Los arenales se rigen por semáforos para controlar los aforos. El color verde significa una ocupación del 50 %, el amarillo, de hasta un 90 % y la roja, que se ha superado este umbral, por lo que ya no se puede acceder al arenal. Igualmente, hay que permanecer en grupos pequeños, de un máximo de seis no convivientes. De lo contrario, pueden proponerse sanciones.

España no exigirá pruebas o controles en la frontera con Portugal

Mónica Torres

España no va a exigir ningún tipo de prueba ni protocolo adicional para cruzar la frontera terrestre con Portugal, ha subrayado este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero, que ha pedido «disculpas por la confusión» que ha supuesto el documento sobre la exigencia de controles en la frontera. Las palabras de la ministra tras el consejo celebrado hoy en Madrid zanjan el revuelo que suscitó la nueva resolución de la Dirección General de Salud Pública de España, publicada ya en el BOE y que obligaba a contar un certificado sanitario para entrar en el país desde Portugal. De «error» o «lapsus»,  lo catalogó desde un principio el ministro de Asuntos Exteriores luso, Augusto Santos Silva. Pero lo cierto es, que mientras nadie lo remedie, está en vigor desde el lunes el Real Decreto-ley 8/2021 por el que se equiparan los requisitos para circular desde Portugal a España por vía terrestre, con los que ya se exigían para los vuelos y el transporte marítimo. Tras dos días de incertidumbre, la normativa que suponía una nueva vuelta de tuerca a la continua sucesión de despropósitos que mantienen en vilo a los residentes en zonas fronterizas y en un momento especialmente difícil, ya que está en marcha la operación verano, se ha disipado. La nueva norma convertía a la raia se ha convertido en terreno fangoso. Al menos para los que vivan a más de 30 kilómetros de un punto fronterizo y quisieran ir más allá porque, irse a tomar un café desde Valença a Vigo podía costar hasta 3.000 euros.

Seguir leyendo