Sanidad permitirá a las comunidades decidir a qué hora cierran los bares

María Viñas Sanmartín
María Viñas REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Darias e Iceta en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud
Darias e Iceta en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud Borja Puig de la Bellacasa

El nuevo texto, que se debate hoy en el consejo interterritorial, mantiene los límites al ocio nocturno

09 jun 2021 . Actualizado a las 08:51 h.

Sanidad acabó desistiendo. Llevaba días empeñada en imponer en todo el territorio español unas restricciones a la hostelería y al ocio nocturno acordadas en un mero órgano de coordinación técnica que ni siquiera fueron respaldadas por unanimidad. Hasta cinco comunidades, que aglutinan a casi 30 de los 47 millones de habitantes que tiene toda España, se posicionaron abiertamente en contra y al menos tres -Galicia, Andalucía y Madrid- dieron un paso más, encauzando la vía judicial. Tras el espaldarazo de la Audiencia Nacional a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, hay nuevo borrador sobre la mesa de los consejeros autonómicos, un texto que ya no pone coto a bares y restaurantes, por lo que limitar su horario de cierre y sus aforos, incluso reactivar las barras, quedaría ahora en manos de las comunidades, pero que sí mantiene las limitaciones al ocio nocturno, contemplándolo solo hasta las tres de la madrugada y oponiéndose a él en los lugares con peor situación epidemiológica. En la práctica esto se traduce, a día de hoy, en la posibilidad de reactivar pubs y discotecas en todo el país, excepto en La Rioja y en el País Vasco.

El primer plan, que llegó a ser publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado sábado, autorizaba abrir estos locales nocturnos -con el aforo al 50 % en interiores- hasta como muy tarde las dos de la madrugada, «pudiendo ampliarse hasta las 3.00», pero solo en aquellas regiones que, según el semáforo covid de Sanidad, estuviesen en nueva normalidad o en nivel de alerta 1 (Cantabria, Extremadura, Navarra, Valencia, Murcia, Baleares, Canarias y Galicia). La orden inicial, ahora reformulada, también contemplaba ya que las comunidades en alerta 2 (Asturias, Aragón, Cataluña, Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía) pudiesen valorar si abrir o no, siempre y cuando la transmisión y la presión asistenciales evolucionasen favorablemente.

Solo el País Vasco, con 181 contagios de coronavirus por cien mil habitantes, y La Rioja, con 212, permanecen actualmente en nivel 3, por lo que serían los únicos territorios que según este nuevo protocolo, que hoy se le planteará a los consejeros autonómicos en una nueva reunión del Consejo Interterritorial de Salud, se quedarían sin pubs y sin discotecas. ¿Hasta cuándo? Hasta sucesivos encuentros, porque otro de los ajustes de Sanidad es que las medidas serán objeto de revisión y flexibilización a medida que evolucione la pandemia.

La hostelería

El punto más caliente -el que más molestaba a las comunidades que no quisieron respaldar el primer plan y, por consiguiente, el más diferente en la nueva redacción- es el que hace referencia a la hostelería. La intención de la ministra Carolina Darias era que todos los bares y restaurantes de España, terrazas incluidas, bajasen la persiana, como tarde, a la una de la madrugada, habiendo dejado de servir una hora antes. La oferta revisada suprime, sin embargo, todo lo referente a estas limitaciones. Tras haber amenazado con hacer cumplir las restricciones no acatadas, Sanidad defiende ahora que nunca quiso imponer y se aferra a que ya en el BOE se precisó que las medidas podían «adaptarse y contextualizarse» a cada territorio.

Feijoo critica al Gobierno por haber «hibernado» en los momentos más duros de la pandemia y aparecer ahora para «recoger la copa»

Fran Balado

El cobarde capitán de un equipo de fútbol que se niega a jugar una final convencido de que van a perder, y que cuando por sorpresa van ganando, exige al entrenador que lo meta en el terreno de juego para disfrutar de los minutos finales y subir al palco de autoridades a «recoger la copa» para la foto. Es la metáfora empleada este lunes por Alberto Núñez Feijoo para criticar la actuación del Gobierno central en las últimas semanas, cuando el Ministerio de Sanidad, tras haber «hibernado en la segunda y la tercera ola» de la pandemia, «apareció en junio para resolver el tramo final» para dictar una resolución sobre «la hostelería y sobre la reunión de personas que se la ha ocurrido imponer hace unos días» y que, «parece», finalmente va a «dejar sin efecto». «Hombre, un poco de respeto. Si (las comunidades autónomas) hemos estado solas para lo peor, parece razonable que no nos impongan en el momento final», criticó, al hilo de una pregunta formulada sobre la falta de concordia que habitualmente se achaca al PP por parte del Gobierno central.

Seguir leyendo