Colectivos trans aceptan que los menores no puedan «autodeterminar» su sexo

domenico chiappe MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

Concentración de apoyo al colectivo trans en Vigo. Transexual.
Concentración de apoyo al colectivo trans en Vigo. Transexual. Oscar Vázquez

Acudieron a una reunión con Vicepresidencia Segunda, sin Carmen Calvo

07 jun 2021 . Actualizado a las 18:53 h.

Los colectivos trans han cambiado de dirección en su estrategia para lograr avances legislativos. De reunirse en el Ministerio de Igualdad con Irene Montero para sacar adelante la ley trans a hacerlo con funcionarios de la Vicepresidencia Segunda, sin la asistencia de Carmen Calvo, para reivindicar el derecho a la libre autodeterminación del sexo en mayores de edad.

Para «desbloquear» la situación, sus representantes han ofrecido que los menores queden fuera de ese derecho. Los que tengan menos de 12 años solo podrán cambiar de nombre en el registro, y los mayores de esa edad «sí podrían pedir el cambio de sexo», dice Ana Valenzuela, presidenta de Chrysallis, pero tendrían que ir «acompañados de sus padres o tutores». En una rueda de prensa desde la plaza Pedro Zerolo de Madrid, los colectivos representados admiten que era el punto que creaba más fricción.

Tampoco se opondrían a que sus derechos sean incluidos en la ley contra la discriminación con la que el PSOE contrarrestó la ley trans. Si esto sucediera, la iniciativa de Podemos sería innecesaria y quedaría enterrada. Con la vista puesta en el Día del Orgullo, que es la fecha en que los colectivos trans esperan que sean consagradas sus expectativas en la legislación, se quiere facilitar la aprobación de una «ley integral que recoja los derechos de las personas trans», afirma Valenzuela. «¿Qué haríamos si el Gobierno decide integrar las leyes? No nos opondríamos», añade.

Los colectivos trans, que incluso hicieron una huelga de hambre (de escasa trascendencia) para presionar al partido mayoritario del Gobierno de coalición, están dispuestos ahora a «hacer cesiones, sentarse y hablarlo», mantiene Uge Sangil, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, aunque mantienen su exigencia de que se eliminen «los requisitos de cualquier tipo de documentación» y «la presencia de un tercero» para que la burocracia demore como máximo tres meses en reconocer el sexo elegido. De momento, solo le han dejado el recado a Calvo.

«Lavar la cara al PSOE»

Frente a ese paso adelante, pronto han surgido las reacciones en sentido negativo dentro del propio colectivo. Así, tal y como recoge Europa Press la Federación Plataforma Trans criticó las propuestas que entidades LGTB han trasladado al Gobierno dentro de la negociación para la aprobación de la ley trans y creen que estas medidas se han presentado en un intento de «lavar la cara» al PSOE y «en contra de la dignidad y los derechos» del colectivo.

La presidenta de esta entidad, Mar Cambrollé, ha respondido así a las declaraciones realizadas por los presidentes de la Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), de Fundación Triángulo y de Chrysallis. Para Cambrollé, esta situación «es una burla». Según ella, la ley redactada por Igualdad fue resultado de un «consenso» entre el equipo de Irene Montero y los actores que participaron en la redacción de la misma. Es por eso que defiende que, para realizar un cambio en el texto, estas modificaciones deben ser también aprobadas por las organizaciones que han participado en todo el proceso.

Cambrollé defiende que las personas trans sufren una discriminación estructural por la que se les «excluye del mercado laboral», tienen una atención primaria que les sigue «tratando como enferemos mentales», sufren una «desprotección en la infancia» y son el único colectivo LGTBI que demanda un cambio de identidad legal. Es por eso que rechaza que la Ley Trabs se pueda incluir dentro de un texto «general» para las personas LGTBI.

«Tenemos muy cerca el Orgullo y el objetivo es que en España haya una ley trans antes»

 

 

La secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera (Podemos), ha «tomado nota» de la aprobación de la ley trans en Canarias, una norma respaldada de forma unánime. Pretende aplicarla en la norma nacional. En declaraciones recogidas por EFE, dijo: «Tenemos muy cerca el Orgullo y el objetivo es que en España haya una ley trans antes de que se celebre, hemos venido a tomar nota. Creo que es posible. La negociación dentro del Gobierno continúa y estamos muy cerca de un acuerdo», ha asegurado Vera.