El avión Rosalía de Castro ya no volará más sobre Galicia

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

SOCIEDAD

norwegian

El aparato forma parte ahora de la flota de una compañía de bajo coste con base en Mineápolis. Tiene nueva matrícula. Y ya no lleva la efigie de la escritora gallega en su cola

26 may 2021 . Actualizado a las 18:14 h.

El 21 de marzo del año pasado, en el arranque de la primavera de la pandemia mundial, el avión Rosalía de Castro de Norwegian comenzaba a escribir el relato de su trayectoria aérea. Esa jornada voló desde Las Palmas hasta Estocolmo en el que fue su último viaje comercial, tras tres años imparables por los cielos de toda Europa y algún que otro trayecto a Oriente Próximo.

Este Boeing 737-8JP, que llevaba impresa en gran tamaño la imagen de la poetisa gallega, comenzó a volar el 15 de febrero del 2017, desde que salió de la factoría de Boeing con destino a Noruega y comenzó los trayectos comerciales a principios del mes siguiente. En sus 186 asientos ha transportado a decenas de miles de personas, muchas de ellas sobre Galicia, en sus frecuentes idas y venidas entre el norte de Europa y Tenerife y Las Palmas.

El Rosalía estuvo primero adscrito a la división noruega de Norwegian, con matrícula EI-FVL. En noviembre del 2019 pasó a depender de la filial sueca, con nuevo distintivo (SE-RRV), curiosamente con bandera irlandesa. Y así seguía hasta aquel inicio de la primavera del año pasado, cuando el cielo mundial se paró y numerosas compañías sufrieron pérdidas multimillonarias, Norwegian entre ellas. Ha conseguido salir adelante, pero con muchos menos aviones. El Rosalía, que estaba alquilado, voló en diciembre al aeropuerto de Ciudad Real para una puesta a punto. En abril lo llevaron a Dublín y el día 9 ya estaba en Everett, Washington, en la sede de Boeing. Desde este mes de mayo, el aparato forma parte de la flota de Sun Country Airlines, una compañía de bajo coste, con base en Mineápolis. Su nueva matrícula es N-840SY, en breve surcará los cielos americanos, pero ya sin la escritora gallega en su cola.