España vuelve a pinchar e Italia se lleva Eurovisión por la mínima

Laura Placer Breijo
Laura Placer REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Blas Cantó consiguió solo seis puntos a pesar de una actuación emocionante y delicada

23 may 2021 . Actualizado a las 11:27 h.

Los pronósticos para España se volvieron a cumplir por enésima vez. Las apuestas no fueron favorables para Blas Cantó durante la pretemporada eurovisiva y el mal resultado se terminó consumando ayer en Róterdam. El artista español actuó en el puesto 13 y el número hizo honor a su desafortunada fama. Con un total de seis puntos (todos del jurado, no consiguió ningún punto del televoto) el cantante murciano tuvo que conformarse con la 24ª posición de los 26 países participantes de  Eurovisión 2021. Repite así la posición alcanzada por Soraya en la edición del 2009. El Reino Unido nos dio dos puntos y Bulgaria cuatro. De esta forma, actualmente España es el único país que acumula seis años seguidos quedando por debajo del vigésimo puesto.

A la lucha por el micrófono de cristal, Blas Cantó concurrió con Voy a quedarme, una balada dedicada a su abuela, fallecida por coronavirus a finales del año pasado. Para presentar el tema ante el público europeo, el escenario de Eurovisión se apagó y el artista murciano empezó a interpretar la canción a capela rodeado de pequeñas luces que recreaban una noche estrellada. En esta atmósfera íntima complementada con humo y una luna gigante de seis metros de diámetro, el español hizo un alarde de delicadeza y emoción pero también de potencia vocal. Blas cantó, emocionó y se esforzó pero no le sirvió para sacar a España del pozo en el que lleva ya más de un lustro.

En unas votaciones de infarto, Italia consiguió alzarse con el micrófono de cristal valiéndose de una arrolladora victoria del televoto (fue la cuarta opción del jurado). El grupo italiano Maneskin encendió el estadio neerlandés con su tema rock Zitti e buoni. La potencia y la pirotecnia no faltaron en su actuación y les valió para llevarse el festival a casa tres décadas después de su último triunfo.